Herida una universitaria tras rechazar a su exnovio

Su exnovio, de 21 años y de apellido Da Silva, es señalado por las amigas de la víctima, de ser el responsable de haber causado heridas graves a su exprometida, hecho ocurrido en horas de la madrugada del 14 de diciembre en El Junquito en la ciudad de Caracas.

Loading...

La joven agraviada responde al nombre de Ingrid Gomes, quien cursa estudios de Comunicación Social en la Universidad Simón Rodríguez, según el reporte de los periodistas.
La muchacha, de 20 años, vio de cerca la muerte, cuando su victimario le causó hematomas, raspones y heridas con un pico de botella tras negarse a reanudar la relación amorosa con él, quien actualmente anda huyendo de la justicia.

El suceso como tal causó indignación, y las amigas de la universitaria pidieron a las autoridades policiales que lleven al sujeto a responder por la violencia en contra de la joven.
Revelaron que “Da Silva golpeó, apuñaló en el cuello y arrastró en su vehículo a Ingrid Gomes (…) el pasado 14 de diciembre en el sector El Junquito. Se comentó que la chica salió de su residencia y se dirigió a una farmacia a comprar un medicamento.

En el trayecto, la mujer se encontró en el camino a su exnovio, quien le ofreció llevarla. De regreso se quedó dormida y al despertar, se observó que estaba inmóvil. “No sentía sus manos ni los pies”, afirmaron los denunciantes.

¿Qué me hiciste?, le preguntó y respuesta fue: “Si tú no estás conmigo, nos matamos los dos”.

En medio de la situación, comenzó a repicar el teléfono de Ingrid. Era su madre, preocupada por la tardanza.

“Cuando Ingrid intentó contestar, el joven la amenazó con descarrilarse hacia el barranco cercano a la carretera… ella vive en El Junquito, donde se encuentra un módulo de seguridad.

Desafiando el peligro, Ingrid se lanzó del automóvil para pedir ayuda, Da Silva la haló del cabello y teniendo el cuerpo fuera del vehículo, aceleró, ocasionándole quemaduras y raspones.

En un punto, el joven soltó a Ingrid, frenó el vehículo y al bajarse tomó una botella, la rompió y le cortó el cuello. Los funcionarios corrieron hacia el lugar del suceso, lo atacaron con patadas y como respuesta, éste hirió a uno de ellos con la botella.

Uno de los funcionarios tomó su arma y lo golpeó en la cabeza. Seguidamente llevaron a Ingrid al hospital, donde se encuentra con una herida de 20 puntos en el cuello, raspones y hematomas en todo el cuerpo”, afirmaron los denunciantes.

Los amigos apelaron a la solidaridad y emprendieron una campaña de recaudación de fondos.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...