Solar Orbiter sobrevolará Venus estas navidades para acercarse al Sol

La sonda europea Solar Orbiter sigue su camino hacia el Sol, para lo que estas fiestas realizará su primer sobrevuelo sobre Venus para aprovechar su gravedad, que le permitirá acercarse a nuestra estrella e inclinar su órbita y así poder observarla desde distintas perspectivas.

Loading...
solar orbiter
Foto: archivo

En esta ocasión, el máximo acercamiento se producirá a las 12.39 hora GMT del día 27, cuando la nave quedará a unos 7.500 kilómetros de las nubes de Venus. Solar Orbiter realizará varias maniobras de asistencia gravitatoria sobre Venus y en las que haga a partir de 2025 se situará a solo unos cientos de kilómetros.

Aunque esta misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) está equipada con cámaras y ya ha mostrado sus primeras imágenes del Sol, no podrá tomar fotografías de Venus pues la nave debe permanecer mirando a la estrella.

Sin embargo, sí se encenderán distintos instrumentos científicos que analizan los alrededores de la nave para tomar el pulso al entorno magnético, de plasma y de partículas durante su encuentro con Venus.

Solar Orbiter, que despegó el pasado mes de febrero desde Cabo Cañaveral, está hoy a 235 millones de kilómetros de la Tierra y a unos 10,5 millones de kilómetros de Venus, según señala la ESA en un comunicado.

La trayectoria de la sonda alrededor del Sol fue elegida en resonancia con Venus, por lo que regresará a los alrededores del planeta cada pocas vueltas y volverá a usar su gravedad para modificar la trayectoria.

Su siguiente encuentro con el planeta está previsto para agosto del año que viene, cuando también realizará una maniobra similar en Venus la sonda BepiColombo, una misión de la ESA y la japonesa Jaxa que estudiara Mercurio.

En sus primeros acercamientos al Sol, la sonda quedará en el mismo plano que los planetas, pero en cada nuevo encuentro con Venus aumentará su inclinación orbital, hasta que a finales de la década tendrá a la vista una porción significativa de las regiones polares.

Eso le permitirá tomar las primeras imágenes de esas zonas, que serán cruciales para comprender el funcionamiento del astro, investigar la relación entre el Sol y nuestro planeta, y para mejorar la predicción de los periodos de tormentas solares.

EFE

Loading...