Demanda de petróleo caerá en 8,8% este 2020

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) informó que la demanda mundial de petróleo registrará un declive de 8,8% este año con respecto a la cifra obtenida en el año 2019, con lo que alcanza los 91,2 millones de barriles diarios, incluso se estima que para el año 2021 sólo se logre recuperar solo una parte de ese descenso.

Loading...
petróleo a
Foto: Archivo

La AIE, a través de su informe mensual sobre el mercado de petróleo, indica que se prevé que la demanda se mantenga débil y su recuperación sea más lenta de lo previsto, a pesar del reciente repunte en sus precios por la efectividad y distribución de las vacunas contra el Covid-19.

Las perspectivas negativas para el combustible de aviación provocaron una reducción leve en 170.000 barriles diarios en los pronósticos de recuperación de la demanda para 2021, hasta registrar un incremento de 5,7 millones de barriles respecto a 2020.

Sin embargo, en el último ejercicio sin las distorsiones de la pandemia, la AIE pronostica que el consumo previsto para el 2021 sea inferior en 3,1 millones de barriles diarios al de 2019, y atribuye al sector aéreo el 80% de ese descenso.

Dicho informe de la AIE detalla que “no se espera que la demanda de combustible de aviación se recupere rápidamente, ya que los gobiernos prevén mantener los cierres de fronteras y las restricciones de viaje hasta que las vacunas estén ampliamente disponibles”.

Agrega que durante el 2021, la demanda de gasolina y diésel 1 alcanzará entre 97% y 99 % de los niveles de 2019.

Cabe destacar que en las últimas semanas, los precios del crudo han mostrado señales de recuperación y por primera vez desde comienzos de marzo, el Brent, de referencia en Europa, ha sobrepasado los 50 dólares por barril, antes del inicio de los confinamientos fuera de China por la pandemia.

A pesar de este escenario, en el informe se hace alusión de manera reiterada a una “incertidumbre persistente” en torno a los niveles de demanda de petróleo como resultado de los estragos causados por la crisis sanitaria del Covid-19.

Al referirse al optimismo que han generado las vacunas para enfrentar el coronavirus, la AIE destaca que “pasarán varios meses antes de que alcancemos una masa crítica de personas vacunadas económicamente activas y por tanto veamos un impacto en la demanda de petróleo”.

Seguidamente, añade que a corto plazo “la demanda continúa débil” y por ello los analistas de la agencia han reducido ligeramente su última previsión para el cuarto trimestre este año, de forma que el ejercicio se cerrará en 91,2 millones de barriles diarios, una caída de 8,8 millones respecto a 2019.

Asimismo, puntualiza que existe una recuperación parcial del derrumbe experimentado en los meses de abril, mayo y Junio, cuando tuvo un declive de 16,3 millones de barriles diarios tras el punto álgido de las medidas restrictivas de confinamientos y cierres adoptadas en el ámbito mundial como una forma de contener la propagación de la pandemia.

Rápida mejoría en China

No obstante, en el segundo semestre de 2020 la recuperación “se debe casi enteramente a la rápida mejoría de China”, mientras que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (Ocde) las perspectivas no son muy claras.

En Europa, la situación en la demanda ha recrudecido por el retorno de las medidas de confinamiento y restricciones impuestos por muchos países ante el incremento de los contagios por coronavirus.

La AIE reconoce la posición flexible de los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y sus aliados (Opep+), quienes han decidido ajustar sus cuotas de producción, inclusive en momentos en que se extendió la etapa baja demanda y a pesar el aumento de la extracción por parte de Libia.

En este sentido, el informe señala que el reciente acuerdo de Opep+ de aumentar la producción de forma gradual en no más de 500.000 barriles diarios a partir de enero se basa en la admisión de que “el mercado continúa siendo frágil y necesita un ajuste cuidadoso”.

Finalmente, la AIE también estima que los países productores no miembros de la Opep y fuera de Opep+ incrementen su producción en 2021 en unos 400.000 barriles diarios, tras reportarse en este año una caída de 1,3 millones de barriles.

AVN

Loading...