Largas colas para llenar los pipotes en MBI

Más de cinco viajes diarios deben hacer las familias que habitan en Caña de Azúcar, La Candelaria y El Limón para poder abastecerse de agua para consumo humano.

Loading...
Largas colas
Largas colas hacen los habitantes para llenar sus pipotes con agua

En un recorrido por estas localidades sus habitantes manifestaron lo tedioso que es para ellos salir con una carrucha y varios pipotes a cargar agua.

Marbelis Pérez comentó que el problema radica en que el agua que está llegando por tuberías viene con barro. “Es impresionante la cantidad de agua sucia que sale por las tuberías. El agua llega a cuentagotas y cuando llega no se puede ni usar para lavar o preparar los alimentos”.

Diariamente tengo que hacer al menos tres viajes con los botellones y pipotes para agarrar agua limpia para darle de tomar a mis hijos y mis padres, para preparar la comida, entre otros oficios de la casa que me toque hacer.

“Llevamos varios meses en la misma situación y las autoridades competentes no toman cartas en el asunto por más quejas que nosotros pongamos”, indicó Pérez.

Mientras que Eduardo Castillo dijo que entre 5 y 7 viajes diarios hace con la carretilla y los dos únicos botellones que tiene para tomar agua, lavar y cocinar.

“La situación que estamos viviendo es bastante crítica, sin luz puedes alumbrarte con velas, pero sin agua cómo sobrevives, el vital líquido debe regularizarse para estas zonas de Mario Briceño”.

Luis Andrés Castillo expresó, “en reiteradas oportunidades hemos ido a la Alcaldía un grupo de vecinos del sector 4 de Caña de Azúcar a manifestar el problema al que nos enfrentamos a diario por la falta de agua y no obtuvimos respuesta”.

Mencionó Castillo que hace al menos siete viajes diarios para llenar los pipotes de su casa. “El agua de las tuberías sale tan sucia que ni hirviéndola se salva”.

Finalmente, Iris Escalona indicó, “esta problemática con el agua tiene más un mes y nadie hace nada para cambiar la situación. Hay muchas personas de la tercera edad como yo, que debemos salir de nuestras casas con muchos perolitos a llenarlos de agua”.

Con 4 niños pequeños en casa, debo velar que el agua que tomen y que los alimentos que se coman sea confiable. “Recibimos el año sin agua y se terminó el 2020 sin agua, ahora vivimos como los propios camellos.

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...