Muestra Cine Italiano arranca en Barcelona

La novena edición de la Muestra de Cine Italiano de Barcelona (MCIB) arranca este viernes 11 de diciembre como uno de los 18 eventos de promoción del cine italiano en el mundo. Esta activida es organizada por Film Italia, el departamento del Instituto Luce-Cinecittà encargado de la difusión de esta cinematografía en el exterior.

Loading...

cine Además de Barcelona, la iniciativa programa una selección de la reciente cosecha italiana en Tokio, Nueva York, Buenos Aires, Estambul, Londres, Praga, Bratislava, Varsovia, Cracovia, Breslavia-Katowice, Tel-Aviv, Jerusalén, Haifa, Budapest, Oslo, Copenhague y Estocolmo.

Leer más: Mariza revivirá a Amalia Rodríguez en el Teatro Real

Cada una de estas ciudades acoge, bajo diferentes formatos, una selección única de las películas italianas del año.

En esta edición, especialmente complicada por la afectación de la pandemia, la MCIB estrenará en España ocho títulos gratuitos y en abierto en la Sala Verdi virtual: “I predatoria”, de Pietro Castillito; “Volevo ascenderme”, de Giorgio Diritti; “Figle”, de Giuseppe Bonito; “Padrenuestro”, de Claudio Noce; “Cosa será”, de Francesco Bruni; “Non odiare”, de Mauro Mancini; “Life is a B-Movie: Piero Vivarelli”, de Fabricio Laurente y Niccolò Vivarelli, y “Le sorelle Macaluso”, de Emma Dante.

Según informa el festival este jueves, la pandemia llegó a Italia en un buen momento para sus salas, que habían conseguido el mayor porcentaje de crecimiento en Europa: en 2019 las taquillas del país transalpino habían vendido cien millones de entradas y habían recaudado 635 millones de euros, lo que había supuesto un aumento del 14,35 % respecto a 2018.

Cuando el 9 de marzo se impuso su cierre, que se mantendría hasta el 15 de junio, se suspendieron en Italia cien estrenos y el sector sufrió unas pérdidas en taquilla del 85 % respecto a los dos ejercicios anteriores.

Italia fue el primer país europeo en sufrir los efectos de la crisis sanitaria sobre la industria cinematográfica mundial, sin embargo, activó rápidamente ayudas a una actividad que consideró “imprescindible” y el 17 de marzo instituyó un fondo de emergencia para el sector del espectáculo, el cine y el audiovisual, dotado con 130 millones de euros, que amplió a 245 millones el 19 de mayo, con posibilidad de añadir otros 50 millones de euros en 2021.

La Italiana Film Comisión destinó un millón de euros a las categorías profesionales más afectadas, como electricistas, montadores o maquilladores, y algunas instituciones como la Cineteca de Milán, la Cineteca del Museo del Cinema di Torino o el Archivo histórico del Instituto Luce, decidieron ampliar su oferta en línea de contenidos de archivo.

EFE

Loading...