Presentan cargos contra manifestantes en Tailandia

La Policía de Tailandia presentó este martes nuevos cargos de lesa majestad, delito castigado con hasta 15 años de cárcel, contra 14 líderes de las manifestaciones prodemocráticas de los últimos meses.

Loading...

cargos Entre los acusados se encuentran los líderes estudiantiles Parit “Penguin” Chiwarak, Pingpong “Mike” Jadnok y Panusaya “Rung” Sithijirawattanakul, que acudieron a comisaría con una camiseta contra el artículo 112 del código penal, conocido como la ley de lesa majestad.

Leer más:  OEA debatirá situación política de Venezuela

En declaraciones a los medios, Pingpong acusó al Gobierno de “usar la monarquía como un arma contra el pueblo usando el artículo 112”. Los manifestantes también levantaron tres dedos, el gesto de la saga cinematográfica “Los juegos del hambre” que se ha convertido en el símbolo de desafío de esta ola de manifestaciones antigubernamentales que comenzó el pasado julio.

Otros acusados de lesa majestad fueron Patsaravalee “Mind” Tanakityibulpon, Jatupat “Pai Dao Din” Boonpattararaksa y Somyot Prueksakasemsuk.

Los líderes de las protestas acumulan varias acusaciones de lesa majestad por pedir reformas de la corona en diversas manifestaciones, por lo que se enfrentan a numerosos años de prisión.

Algunos de ellos están también acusados de sedición, delito que conlleva una condena máxima de siete años de cárcel.

Esta ola de protestas, que comenzó en julio, se dirige contra el primer ministro, Prayut Cha-ocha, al que piden la dimisión, al tiempo que también exigen una nueva Constitución para limitar el poder de los militares, que han tomado el poder en 13 golpes de Estado desde 1932.

La reforma de la monarquía es la demanda más audaz de los manifestantes y la que ha creado más fricciones con los sectores más conservadores de Tailandia.

Las manifestaciones desafían directamente a la casa real con mensajes explícitos que hasta hace unos meses eran tabú y prácticamente impensables en manifestaciones públicas.

Vajiralongkorn, de 68 años y que ascendió al trono en 2016, despierta menos respeto que su difunto padre, el venerado Bhumibol Adulyadej, y sus largas estancias en Alemania son criticadas por los estudiantes.

El monarca, que se encuentra en Tailandia desde mediados de octubre, ha tomado control personal de varias unidades militares y de la fortuna real, valorada en al menos 35.000 millones de dólares (unos 29.000 millones de euros).

 

EFE

Loading...