California presenta su app de rastreo de contactos, basada en Google y Apple

California, que con sus casi 40 millones de habitantes es el estado más poblado de EE.UU., presentó este lunes su propia aplicación de rastreo de contactos para la covid-19, basada en una tecnología desarrollada conjuntamente por Google y Apple que se sirve del Bluetooth.

Loading...

Pese a que en marzo y abril Gobiernos y empresas tecnológicas del mundo entero promocionaban estas aplicaciones como un apoyo clave contra el coronavirus, California ha tardado nueve meses en presentar la suya propia y no se espera que esta vaya a cambiar significativamente la situación actual de la pandemia.

Su descarga en el teléfono y su uso es voluntario, como también lo es la decisión de compartir la información en caso de dar positivo por el causante de la covid-19, el coronavirus SARS-CoV-2, lo que ya de entrada sugiere que es posible que ocurra lo mismo que en los 21 estados que ya tienen disponible una aplicación similar y donde su grado de penetración es muy limitado.

appindicó en un comunicado al presentar la app el gobernador californiano, el demócrata Gavin Newsom.

El 20 de mayo, Apple y Google (los dos fabricantes que copan el mercado mundial para sistemas operativos de teléfonos móviles) lanzaron una interfaz de programación de aplicaciones (API) desarrollada conjuntamente y compatible para Android e iOS.

La idea era que Gobiernos y autoridades sanitarias de todo el mundo usasen esa API como base para desarrollar sus propias aplicaciones, algo que hora ha hecho California.

En el caso californiano, una vez que los usuarios descarguen la aplicación CA Notify a partir del jueves -primer día en que estará disponible-, deberán activar el Bluetooth en su teléfono y este registrará los dispositivos de otros usuarios que se encuentren a menos de 1,8 metros de distancia.

Si una persona da positivo por el SARS-CoV-2 e introduce esta información en la app, los usuarios que hayan estado en contacto con ella en los últimos catorce días recibirán un aviso en su teléfono, sin que estos datos o las identidades de las personas se centralicen en ninguna base de datos o sean accesibles a terceros -el proceso es completamente anónimo.

Unos 33 millones de residentes en diferentes regiones de California se vieron obligadas este lunes a quedarse en casa confinados de manera estricta ante el aumento del número de hospitalizaciones por la covid-19 en ese estado.

Las restricciones -las más severas desde la primera ola en marzo y abril- conllevan el cierre de peluquerías, salones de belleza, parques infantiles, bares, bodegas, cines, museos y zoológicos, además de los restaurantes, que solo podrán seguir sirviendo comida para llevar y haciendo entregas a domicilio.

EFE

Loading...