En El Rebote tienen deficiencias con los servicios públicos

Los habitantes del barrio Sucre o como es conocido popularmente El Rebote, en la zona sur de la ciudad de La Victoria, municipio Ribas, manifestaron que en la actualidad parece que viven bajo el mando de un imperio egoísta, ya que están conviviendo de cerca con la desidia, debido a los pésimos servicios públicos con los que cuentan en la actualidad.

Loading...
El Rebote
La maleza cubre gran parte de la zona

Los afectados comentaron que las numerosas familias que allí residen nunca han logrado disfrutar de los servicios públicos primordiales, ya que deben padecer las mil y una situaciones, para poder contar con un poco de agua por tubería, servicio de aseo urbano, jornadas de desmalezamiento y por si fuera poco un destello de alumbrado público.

“La tierra sin ley. Nosotros aquí debemos ingeniárnoslas para tener agua. Cómo es posible que tengo 20 años viviendo en la zona y con una mano puedo contar las veces que me ha llegado el vital líquido por tuberías, por lo que por lo que me veo obligado con mi familia bajar hasta la avenida principal a caletear tobos, sin importar pandemia o si es de día o de noche”, manifestó Rubén Camacaro.

La señora Yuleismi Núñez añadió, “parecemos el mismísimo desierto, pero con matas. Todo el barrio está lleno de monte por donde lo vean. Esta situación nos mantiene alerta, porque a más de uno se nos han metido animales. Sin contar, la gran cantidad de zancudos que nos mantiene a merced de cualquier enfermedad”.

De la misma forma aseveraron que la zona permanece en la penumbra, esto debido a la falta de mantenimiento de la red de alumbrado público y a los “amiguitos de lo ajeno”, quienes presuntamente se encargan de llevarse los focos y cables, dejando todo en oscuridad perenne.

“Por estos lados no vemos una cuadrilla de Corpoelec desde hace como 5 años. Ellos sólo van a la avenida principal cuando pueden, los demás debemos esperar que a ellos les salga del corazón para que puedan ir a medio ver, porque no arreglan nada y si le pedimos algo nos cobran, porque no hay material o la gasolina está cara. Es una falta de respeto”, dijo la señora Omaira Regino.

Entre tanto, los vecinos de la parte alta de barrio Sucre reiteran el llamado a la municipalidad de Ribas, a que los tomen en cuenta para cualquier programa que los beneficie o les resuelva los inconvenientes que padecen, ya que se sienten en el abandono gubernamental.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...