Pide perdón empleado de funeraria tras sacarse una foto con Maradona muerto

Uno de los tres empleados de la funeraria que se sacaron una foto con el féretro abierto mientras preparaban el cuerpo de Diego Armando Maradona para el velatorio expresó sus disculpas este viernes, desligó a la empresa de responsabilidad y contó que recibe amenazas telefónicas de un grupo de hinchas de club Argentinos Juniors.

Loading...

En la foto que se viralizó rápidamente, Claudio, de 48 años, aparece al lado de su hijo, quien levanta el pulgar y esboza una sonrisa. El otro empleado también levanta el pulgar.

“Estábamos acomodando ya para llevarlo. Y me dicen ‘flaco’, y mi hijo, como todo pibe, levantó el dedo y sacaron la foto. Pido respeto y perdón a todos. Mirá que le hice el servicio al papá de Maradona y al cuñado, y jamás lo hice. Estuve con Maradona cerca en vida. No lo hice en vida sabiendo que es mi ídolo, no lo voy a hacer de fallecido. No era mi intención. Sé que mucha gente se ha ofendido y lo ha tomado a mal”, declaró en Radio 10.

Claudio contó que fue despedido de la empresa Pinier Sepelios, en la que trabajaba desde hacía siete años. Y que la funeraria es una empresa que ha trabajado con toda la familia Maradona.

“Estoy recibiendo amenazas, porque me conocen, soy del barrio. Gente que le molestó. Que nos van a matar, que me van a romper la camioneta. Mis hijos…”, contó Claudio. “No quiero tirar nada sobre ellos, que están defendiendo a un ídolo”, agregó.

Se trata de algunos hinchas de Argentinos Juniors, club en el que se formó y debutó Maradona, que tiene sede en el barrio porteño de La Paternal, donde se encuentra la empresa funeraria.

El exempleado dijo que no fue su intención ni la de su hijo, de 18 años, sacar la foto, que fue tomada desde el celular de otra persona: “Han sacado esa foto y la han viralizado. No lo he hecho en vida”, aseveró, al tiempo que indicó que en el pasado trabajó en los sepelios de otros futbolistas.

Recordó que en ese momento estaba pasando “los nervios de que quede bien Maradona. Lo llevaban a la Casa Rosada. Y que tanto Giannina, Dalma, Claudia y los familiares más íntimos puedan despedirse del ídolo”.

Su trabajo era manejar la camioneta para buscar el cuerpo, prepararlo y tras dejarlo en la Casa Rosada, irse a dormir, cuando le avisaron que se publicaron las fotos.

“Pido disculpas a todo el mundo y públicamente“, insistió.

La tercera persona en la foto fue divulgada por el abogado de Maradona, Matías Morla, en su cuenta de Twitter: “Diego Molina es el canalla que se sacó una foto junto al féretro de Diego Maradona. Por la memoria de mi amigo no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración”.

EFE

Loading...