Destruyen murales pintados en Lima en memoria de las víctimas de la represión

Un grupo de desconocidos destruyó los murales que se habían pintado en memoria de los estudiantes Inti Sotelo y Jack Bryan Pintado, que murieron el pasado 14 de noviembre en Lima a causa la represión policial a las manifestaciones en rechazo al régimen que presidió Manuel Merino.

Loading...

Imágenes difundidas por el Canal N de televisión, mostraron a un grupo de personas que llegó en una furgoneta hasta la zona del centro histórico de Lima donde se pintaron los murales para destruirlos con pintura blanca y dejar un cartel que decía: “La pared se limpia, los muertos no regresan”.

El mural había sido hecho por el Movimiento Graffitero Peruano y representaba a los jóvenes como ángeles y con un puño en alto en señal de lucha.

La televisión también mostró a otro grupo de personas que llegó hasta un lugar cercano para arrancar carteles, borrar inscripciones y destruir flores que los ciudadanos habían dejado en un altar levantado en memoria de las dos jóvenes víctimas.

IDENTIFICACIÓN PRELIMINAR

Al revisar las imágenes, que fueron captadas por cámaras de la Municipalidad de Lima, se constató que los ocupantes de la camioneta habían tapado la placa de circulación del vehículo con cinta adhesiva, pero el marco de luz fosforescente que tenía permitió traslucir e identificar los números y al propietario.

Mientras se informó que la Policía investigará este acto de vandalismo, la Municipalidad Metropolitana de Lima condenó “todo acto que atente contra la libertad de expresión de los ciudadanos y de las muestras de solidaridad que se generaron tras los trágicos hechos ocurridos el pasado 14 de noviembre”.

Agregó que está revisando los registros del equipo técnico de Seguridad Ciudadana para identificar plenamente a los responsables de las acciones y ha iniciado las coordinaciones con los artistas que pintaron el mural para su “reposición inmediata”.

“La Municipalidad Metropolitana de Lima hace un llamado a la tranquilidad y a evitar todo acto de violencia, respetando las distintas manifestaciones expresadas por los ciudadanos en temas de interés público”, remarcó.

EXPRESIONES CIUDADANAS

Tanto el mural como el altar eran parte de las numerosas expresiones ciudadanas que se han presentado en Lima desde la muerte de los dos jóvenes en las protestas que también dejaron decenas de heridos por la excesiva represión policial.

Sotelo y Pintado, de 24 y 22 años, respectivamente, se han convertido en el símbolo de la “generación del bicentenario“, como se ha denominado a los jóvenes que protestaron masivamente contra Merino y la clase política pocos meses antes del bicentenario de la independencia de Perú, que se conmemorará el próximo 28 de julio.

La violenta represión de las manifestaciones, que en su mayoría fueron pacíficas, ha sido considerada como “graves violaciones a los derechos humanos” tanto por la Fiscalía como por organismos civiles nacionales e internacionales.

La Fiscalía ha abierto una investigación contra Merino, quien renunció al día siguiente de la muerte de los jóvenes, además de contra su primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, y su ministro del Interior, Gastón Rodríguez, así como a jefes policiales y agentes que intervinieron en la represión.

EFE

Loading...