China estará a la cabeza de la recuperación económica

China, el país donde se originó la pandemia de coronavirus, será una de las escasas economías que registrará un crecimiento real en 2020 y su PIB se expandirá en un 7,1 % el próximo año, lo que situará a este país a la cabeza de la recuperación económica global.

Loading...
Foto: Referencial

Así lo sostiene el banco Credit Suisse en su publicación sobre las mejores perspectivas de inversión para 2021, año en el que los mercados financieros seguirán marcados por la crisis sanitaria provocada por la covid-19.

China fue el primer país afectado por el coronavirus, pero también fue la primera gran economía que logró ponerlo bajo control y levantar las restricciones para volver a una actividad económica normal, lo que hace que sea el primero en levantar cabeza.

Leer más: Brent alcanza precio al cotizar a 46,50 dólares

El banco suizo estima en su análisis que el yuan se apreciará frente al dólar estadounidense, que reanudará su tendencia a la baja, tras haber perdido su ventaja de tipo de interés sobre otras monedas.

Con Europa y EEUU sumidos en la segunda ola de la pandemia, y América Latina temiendo su llegada, las proyecciones económicas han sido en general negativas, aunque  Credit Suisse afirma que la economía global crecerá un 4,1 % el próximo año.

Según el establecimiento financiero, el segundo más importante de Suiza por activos, EEUU tiene un potencial de crecimiento de 4,2 % a medida que la economía se vaya recuperando de la recesión causada por la pandemia.

Considera que la inflación aumentará ligeramente por encima del objetivo fijado por la Reserva Federal, pero de forma moderada.

Para la Eurozona prevé un crecimiento del 4,6 % en 2021, porque las economías “aprenderán a convivir con el virus y finalmente emergerán de la pandemia”.

Las miradas de los economistas están puestas en los últimos días en las tres candidatas a vacunas contra la covid-19 , aunque el banco reconoce que la profunda recesión de 2020 retrasará hastaa 2022 la plena recuperación del PIB europeo y la vuelta a los niveles previos a la pandemia.

Sostiene que la recuperación de la Unión Europea a largo plazo dependerá de una mayor integración tanto política como fiscal, de la que el fondo europeo para la recuperación constituye un primer hito.

Por activos, Credit Suisse afirma que las acciones ofrecen “perspectiva de rentabilidad” y que sus sectores preferidos son la sanidad y el de materiales.

Sobre los principales bonos soberanos, cree que su rentabilidad será escasa en el mejor de los casos, aunque los bonos en monedas fuertes de mercados emergentes serán atractivos.

Loading...