Botes de aguas negras e inseguridad agobian a La Maracaya

Habitantes de La Maracaya, zona ubicada en el municipio Girardot, parroquia Joaquín Crespo, están preocupados, pues persisten los principales problemas comunitarios, especialmente los botes de aguas negras y la inseguridad.

Loading...

En la calle Atamaica cruce con la Tercera Avenida de la comunidad existen filtraciones provocadas por una cloaca colapsada. En este sentido, Henry Mejías señaló, “esa situación tiene tiempo, por aquí pasaron y lo que hicieron fue demarcar y ya, en mi casa las cloacas están rebosadas, ya está bueno de tanta indolencia”.

Leer más:  Feligreses católicos esperan las misas de aguinaldo

Por otra parte, José Alberto Guevara indicó, “esa cuestión ya va para dos o tres meses aproximadamente, la pudrición no nos deja dormir, y en las tardes tenemos que salir corriendo de aquí porque el olor es insoportable; ya en las casas está pasando lo mismo que en la calle, esas aguas sucias se devuelven por los inodoros”.

Entre tanto, Jesús Chirinos acotó, “aquí hubo una situación en la que abrieron las calles para la sustitución de las tuberías, de allí para acá dejaron eso así y empezó ese desborde que afecta las casas, ese olor insoportable y aguas de porquería salen por los inodoros”.

De igual manera, los habitantes de La Maracaya resaltaron que en la comunidad se están presentando diversos hurtos y robos, tanto en casas y propiedades, aseverando que no existe vigilancia policial en la comunidad y por ende los delincuentes hacen de las suyas a cualquier hora del día.

En este orden de ideas, hacen un llamado a las autoridades gubernamentales y a la compañía Hidrocentro para que solventen la situación con las aguas servidas en la calle Atamaica.

Por otra parte, destacaron la urgente presencia de las autoridades policiales en la comunidad de manera más frecuente, para poner fin a la ola de robos que se han registrado en las últimas semanas en el populoso sector de Maracay.

 

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo

 

Loading...