Hernán Zin humaniza tragedia del coronavirus en el documental “2020”

Si hay algo que marca este año es, sin duda, la pandemia del coronavirus, una tragedia que genera demasiado debate político en detrimento del drama humano, algo que sí recoge en su último documental, “2020”, el reportero de guerra y documentalista argentino Hernán Zin.

Loading...

Hernán“2020” es uno de los dos documentales que este año, junto a diez largometrajes, compiten por hacerse con el Colón de Oro en la Sección Oficial del 46 Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Leer más:  Alejandro Sanz ofrecerá concierto mundial en “streaming” el 5 de diciembre

En él, Zin cuenta cómo vivió Madrid, una de las regiones más golpeadas del mundo por la covid-19, el primer estado de alarma, aquel que mantuvo a los españoles tres meses metidos en casa, desde todos los frentes: hospitales, ambulancias, residencias, morgues, funerarias o controles policiales.

Grabar este documental -algo que le llevó cuatro meses- “fue un acto reflejo después de 20 años de reportero de guerra”, explica el director en una entrevista con Efe y recuerda que estaba en Tarifa (Cádiz, España) haciendo kitesurf cuando se declaró el estado de alarma, “y no me lo pensé, cogí mi caravana y me fui a Madrid, donde me planté con mi equipo en la puerta de un hospital y ante una ambulancia”.

“Primero me echaron, pero, tras mucho insistir, logré entrar y conseguir un documento único sobre cómo se vivió esa primera ola de la pandemia, sobre la gente viviendo un drama que nos ha cambiado la vida; muestro la dimensión humana de esta tragedia que nos ha tocado vivir”, señala.

Reconoce que estar solo con su equipo “por una Madrid vacía fue como apocalíptico” y que grabar fue “muy duro”, primero por las dificultades para poder captar las imágenes y, posteriormente, por vivirlas en primera persona.

Especialmente “triste”, dice, fue lo ocurrido en las residencias de mayores: “Veías cómo muchos de los que formaron parte de la generación que levantó este país, muchos currantes, se fueron solos y sin poderles decir adiós, y eso no es digno”.

Por ellos, y por todas las víctimas, en mitad del documental, que tiene una duración de 90 minutos, se guarda un minuto de silencio.

Zin cree que en todo este asunto “ha habido mucho debate político frente a lo poco que se ha hablado de las víctimas y ‘2020’ pretende compensar eso, la humanización de la tragedia”.

El documental, añade, “pretende poner rostro, nombres y apellidos a los 1.000 muertos diarios, una cifra terrible de la que es importante que la gente tome conciencia”.

Pero “2020” también llama al optimismo y, en su final, un paciente vuelve a casa después de 57 días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital y quiere vivir, “pero no como hasta ahora, sino de otra manera”, comenta el director.

Y es que, en opinión de Zin, el drama humano que supuso el coronavirus evidencia que “tenemos que apretar el botón de reset si no queremos tener una como esta cada año; la naturaleza nos está advirtiendo, o cambiamos nuestra forma de vida o ella se puede volver en nuestra contra”.

Hernán Zin dirigió más de una docena de documentales, algunos premiados en festivales tan importantes como los de Montreal o Valladolid (España), con títulos destacados como “Nacido en Siria” o “‘Nacido en Gaza”‘.

Tras visitar muchas veces el Festival de Huelva (sur de España), del que es admirador, es la primera vez que compite en la Sección Oficial y aunque es consciente de que “la ficción siempre gana” confía en que, en esta ocasión, “haya suerte” y una historia como la suya, que la semana que viene se estrenará en cines, pueda hacerse con el premio.

 

EFE

Loading...