Los plátanos se llevan como pan caliente en La Victoria

Las familias victorianas con el paso del tiempo y a consecuencia de las dificultades monetarias, se las han debido ingeniar para mantener en sus hogares las tres comidas diarias, sin dejar a un lado su economía, siendo la mejor opción la adquisición de alimentos que estén a precios accesibles y que brinden una buena alimentación.

Loading...
Los plátanos subieron a 250 mil bolívares por kilogramo

En este sentido, uno de los productos más llevados actualmente en esta parte de la entidad aragüeña, es el plátano, desde hace algunas semanas es indispensable en la mesa de los que allí residen, no sólo por su precio más accesible en comparación a otros artículos, sino por su versatilidad en la preparación de las comidas diarias.

Realizamos un recorrido por diversas fruterías de la capital del municipio Ribas, corroborando de la mano de sus dueños y encargados, el plátano mantuvo un alza luego de mantenerse por semanas entre los 140 y 170 mil bolívares, sigue llevándose sea verde o maduro.

“El plátano desde hace por lo menos tres meses se ha llevado demasiado, las personas lo buscan porque es un acompañante exquisito y que brinda algunas de las propiedades que el cuerpo necesita para mantenerse sano. Muchos prefieren comprarlo a buscar carne o huevos que pasan del millón de bolívares. Nos trajeron mercancía pero con un incremento que lo llevó a los 250 mil bolívares y esto al parecer no importó porque los clientes lo siguen comprando”, mencionó Yuliannis Gómez, trabajadora de uno de estos sitios.

Asimismo señaló que este ingrediente propio del venezolano es el preferido por la gran variedad de usos que puede tener en la cocina. “Las personas vienen y dicen que les resuelve mucho, que tres o cuatro plátanos les alcanza para cualquiera de las comidas, ya que los preparan en tajadas, al vapor, en dulce y hasta crudos y les suplanta hasta cierto punto la carne”, dijo la vendedora.

Por otro lado, Gómez mencionó que otro de los ingredientes de comida que han incrementado sus ventas son los aliños, como el cebollín, cilantro, cebolla y ajo. “Realmente, a principios de año este tipo de condimentos había quedado atrás, pero del segundo semestre del 2020 para acá los clientes comenzaron a pedirlos nuevamente, ya sea por kilogramos o en pequeñas cantidades. Es que a todos nos gusta ponerle esa sazón que dan estos alimentos y los sacrificios están a la orden del día”.

En resumidas cuentas, los plátanos siguen salvándole la vida y las comidas de todo su núcleo familiar y al parecer seguirá siendo así, ya que los productos cárnicos experimentaron un nuevo precio, que los aleja una vez más de las mesas de los consumidores.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...