Dos aeropuertos de región etíope de Tigray son atacados con cohetes

Dos aeropuertos del estado etíope de Amhara, colindante con la región norteña de Tigray donde fuerzas federales mantienen una ofensiva militar desde el pasado día 4 con cientos de muertos, fueron atacados anoche con cohetes, confirmó este sábado el Gobierno.

Loading...

aeropuertos“En las últimas horas del 13 de noviembre de 2020 se disparó un cohete hacia las ciudades de Bahir Dar y Gondar” en el estado de Amhara, informó hoy en Twitter el grupo de trabajo de emergencia de la Administración etíope.

Leer más:  ONU renueva compromiso de evitar “colapso” de alto el fuego en Sáhara

Uno de los cohetes estalló en el aeropuerto de Gondar, que sufrió daños parciales, mientras que un segundo cohete disparado de forma simultánea cayó a las afueras del aeropuerto de Bahir Dar, de acuerdo con las autoridades, que culpan de estos hechos al partido gobernante en Tigray, el Frente de Liberación de Tigray (TPLF).

“La junta del TPLF está haciendo uso de sus últimos armamentos dentro de su arsenal”, describe el tuit, antes de añadir que se ha abierto una investigación para esclarecer “los detalles de este incidente”.

Por su parte, el TPLF admitió este sábado haber “atacado con éxito” ambos aeropuertos que “sirven como base para los aviones de combate que atacan Tigray”, según explicó en un discurso retransmitido en la televisión local el portavoz de este partido regional, Getachew Reda, quien aseguró que “se intensificarán” los ataques.

Esta mañana, sin embargo, tanto la ciudad histórica de Gondar como la de Bahir Dar, esta última aclamada por el turístico lago Tana fuente del río Nilo Azul, amanecieron en calma, según diversos medios locales.

Tropas de la región de Amhara han estado luchando junto a soldados federales contra las fuerzas norteñas del TPLF, a quien el Gobierno etíope acusa de haber cruzado “una línea roja” tras supuestamente atacar una base militar del Ejército federal en su región.

Más de 14.500 personas han huido de la violencia en los últimos diez días al vecino Sudán, según los últimos datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR); mientras que muchas carreteras y vías de transporte en la zona permanecen cerradas, dificultando el acceso de personal y ayuda humanitaria.

En un comunicado, la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHRC) instó hoy a la “creación inmediata” de un corredor de asistencia humanitaria para garantizar el acceso de civiles y refugiados a comida y medicina, entre otros, así como a servicios sanitarios básicos.

Sudán teme que al menos 100.000 refugiados etíopes crucen a este país “si el ritmo de los enfrentamientos militares no disminuye”, reveló el pasado día 12 a  Abdulá Suleiman, director de la Comisión de Asuntos de Refugiados sudanesa.

“Luchar contra las fuerzas de defensa nacional, sus propios guardianes, no es la opción que ustedes defienden”, afirmó ayer el primer ministro etíope y Premio Nobel de la Paz Abiy Ahmed en un mensaje televisado en lengua tigriña, en el que pidió a los soldados del TPLF que se rindan.

“Sabemos que los criminales del TPLF les obligan. Por eso, les damos tres días para desmilitarizarse y entregarse a las fuerzas nacionales. De lo contrario, será tarde para ustedes y para el TPLF”, aseveró.

 

EFE

Loading...