Zapateros siguen mostrando una opción viable a los ciudadanos

Para un ciudadano que resida en el eje Este del estado Aragua y que dependa de un salario mínimo o incluso de un sueldo multiplicado un poco, adquirir calzado nuevo es un lujo, que sólo pocos pueden cancelar, por lo que día a día, la mejor opción es remontar el calzado viejito, sin importar su condición, pues los zapateros hacen milagros que no levantan sospechas.

Loading...
Carlos Andrés Cardozo, zapatero victoriano

Y es que según, quienes llevan las riendas de este tipo de negocios, si se quiere “salvavidas”, actualmente debido no sólo al bajo poder adquisitivo de las personas, sino a consecuencia de la misma pandemia por el Covid-19, son contados los ciudadanos que pueden invertir en un calzado nuevo y de buena calidad, por lo que ellos dan una alternativa que alarga la vida de esos zapatos, que por el trajín se han deteriorado, todo esto sometiéndolos a una terapia intensiva.

De tal forma que las profesiones liberales de zapatero y pulidor siguen estando más vigentes que nunca, ya que son las encargadas de darle nueva vida a aquellas zapatos que en tiempos cuando aumentan el pasaje y no hay dinero en efectivo, se han convertido en grandes aliados en la protección de nuestros cuerpos y con el aumento del kilometraje de las caminatas, viene el acelerado deterioro del calzado.

Sin embargo, la intención de economizar revitalizando al calzado viejo, cada día se encarece, y no por mala voluntad de los encargados de tan noble oficio, quienes han visto su clienta aumentar y no quieren golpear su bolsillo, sino por el costo de la materia prima.

“La demanda de arreglo de zapatos desde que nos permitieron comenzar a laborar ha aumentado, porque las personas actualmente no tienen para comprar zapatos y lo que hacen es acudir a nosotros para reparar lo que para el momento se les haya dañado. No obstante, el material está muy costoso por lo que debemos realizar ajuste así no queramos, claro está ese aumento no es tan evidente en comparación con lo que deben cancelar en una tienda”, mencionó Carlos Andrés Cardozo, mientras ejercía su labor.

Igualmente, el zapatero quien lleva por los menos 47 años en este gremio, aseveró que lo que más se demanda en la actualidad son la colocación y refuerzo de suelas, costuras, parchos y hasta acentuación del color en contados casos, todo va a depender del cliente.

“Como siempre los pedidos siguen siendo los mismos, la cantidad ha estado según lo esperado. Los precios, tanto yo como algunos colegas, los estamos manejando según la inversión que hagamos, es decir, la colocación de una tapita cuesta 2$, las suelas desde los 12$ hasta los 15$, el refuerzo con pega no baja de los 4$ y así vamos”, puntualizó Cardozo.

En resumidas cuentas, los zapateros de esta parte del eje Este del estado Aragua, en la actualidad son unos de los comercios que más está registrando ganancias, pese al incremento que puedan tener en sus servicios, esto debido al alto costo de los calzados, a la poca liquidez de las personas y no obstante a las fallas en los servicios, que hacen que el deterioro sea inminente.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...