Muerto cobrador de vacunas tras enfrentarse a la Policía

En horas de la mañana de este miércoles, funcionarios de la Policía de Aragua, adscritos al Centro de Coordinación Policial del municipio José Félix Ribas, al mando del comisionado Andrés Adalfio, realizaron el abordaje de varios sectores de la jurisdicción para minimizar el auge delictivo y además atendiendo denuncias de la comunidad sobre la presencia de una banda hamponil.

Loading...
Policía

En la gráfica se observa el despliegue en el barrio

Uno de los barrios en donde se desplegó el dispositivo de seguridad, siguiendo las instrucciones del general José Gregorio Viloria, secretario de Seguridad Ciudadana fue el sector El Castaño, parroquia Zuata del municipio Ribas.

Al llegar a un sitio específico, en la calle 11, los oficiales visualizaron a unos sospechosos, a quienes se les dio la voz de alto y éstos accionaron sus armas de fuego contra las comisiones.

En medio de la difícil situación que se vivió en horas de la mañana del miércoles, los funcionarios repelieron a la agresión y en el enfrentamiento, uno de los presuntos delincuentes cayó herido.

En aras de garantizarle su vida, el hombre fue trasladado a un centro asistencial, falleciendo poco después, cuando estaba siendo atendido por los facultativos de guardia.

Aunque no portaba documentos de identificación, el sujeto fue identificado como Jesús Rafael, alias “El Jesuíto”, líder negativo de una banda de presuntos delincuentes.

De acuerdo a las pesquisas policiales, el sospechoso incursionaba en el cobro de vacunas a los comerciantes de La Victoria, extorsión, secuestro y otros casos, así como el robo y hurto de vehículos.

Se señalaba en varios casos y ahora el expediente será presentado ante la instancia de rigor. Las comisiones policiales andan tras las pistas del resto del grupo delictivo. “El Jesuíto” fungía como el líder de una banda que incursiona en El Castaño y El Indio en La Victoria. Al sitio se presentaron comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...