El invierno y la pandemia reactivan la demanda de rodillos de ciclismo

La llegada del invierno, época tradicional de los dispositivos para entrenar bajo techo, y la evolución de la segunda ola de la pandemia de coronavirus están reactivando la demanda de rodillos para practicar ciclismo en casa, una tendencia que observan tanto fabricantes como tiendas físicas y digitales.

Loading...

 

Con el recuerdo reciente de la escalada de ventas que vivieron durante los meses de confinamiento estricto entre marzo y mayo, varios de los principales vendedores digitales de artículos deportivos en España afirman a EFE que vuelve a haber una demanda excepcional de artículos para hacer ejercicio en casa.

VUELVE EL ‘BOOM’ Y APARECEN LOS PROBLEMAS DE SUMINISTRO

“Sin duda vuelve a haber un ‘boom’, lo que pasa es que hay problemas de suministro y no podemos disponer de todos los rodillos que nos gustaría tener”, asegura el consejero delegado de la tienda digital Deporvillage, Xavier Pladellorens.

Coincide con él David Martín, responsable de otra de las grandes tiendas deportivas digitales en España, TradeInn. “Mucho ‘boom’ de rodillos y poco ‘stock’ de las marcas”, resume el responsable de esta web de comercio digital que asegura que sus ventas están creciendo con incrementos de “más del 50%”, aunque fueron aún mayores en los tres primeros meses de pandemia.

Esa misma progresión admiten desde uno de los principales operadores de artículos deportivos tanto en venta física como digital, la compañía francesa Decathlon, con más de 170 tiendas en España además de su web de comercio electrónico.

“En una primera fase del confinamiento notamos un incremento de la demanda de productos relacionados con deportes bajo techo, entre los que destacan yoga, pilates, ‘fitness’ o bici indoor para practicar de manera individual, en familia o con amigos a través de la tecnología. Esta tendencia sigue a día de hoy, en la que también estarían incluidos los rodillos para bicicletas”, indican que desde el departamento de comunicación de su filial española.

“EL CICLISMO ESTÁ TRIUNFANDO EN TODOS LOS SENTIDOS”

Otra de las compañías de artículos deportivos que transita entre lo físico y lo digital, la cadena de tiendas Fórum Sport, también ha detectado un incremento de demanda, no solo de rodillos, sino también de bicicletas estáticas y de elementos para ejercitarse en casa, como mancuernas o aparatos de musculación.

“La gente que en el anterior confinamiento se quedó sin rodillo, bicicleta estática, mancuernas o aparatos de musculación, está intentando que no les vuelva a pasar. Pero a nivel general, el que se está llevando la palma es el ciclismo, que está triunfando en todos los sentidos”, explica Jesús Beamonte, director de Comunicación de esta cadena con 69 tiendas en todo el territorio.

Aunque no es tan fuerte como el anterior confinamiento, Beamonte confirma que están preocupados por el riesgo de quedarse sin aprovisionamiento de rodillos o bicicletas.

“Nos preocupa, porque no hay nada peor que la gente quiera comprar y no tengas nada que vender. Además son fechas complicadas, es un momento muy importante para el consumo y hay incertidumbre con las restricciones a las tiendas”, apunta Beamonte.

LOS FABRICANTES ESPAÑOLES SUPERAN EXPECTATIVAS

Entre los fabricantes está la marca española Zycle, la marca valenciana que tomó el relevo de la división de rodillos de Bkool -que optó por centrarse en su aplicación de ciclismo virtual- y que en este año ha vendido “diez veces más de lo previsto” en el inicio de año, admite a EFE su responsable de marketing, Pablo Villabona

“Fuimos bastante precavidos en la estimación de ventas para este año, y de repente pasó todo esto y nos vimos desbordados (…) Reaccionamos muy rápido y pudimos atender la demanda, y después de eso hicimos una estimación de ventas mayor, sabiendo que ahora es temporada alta, y ahora mismo todo lo que somos capaces de fabricar lo estamos distribuyendo (…) Las tiendas que hacen pedidos mensuales lo están vendiendo todo en diez días”, relata Villabona.

Bien es cierto que este segundo estirón de la demanda se produce en un momento que tradicionalmente es la temporada alta de los rodillos de ciclismo: el invierno, cuando las condiciones complican las salidas a la carretera.

“La venta de rodillos suele empezar todos los años ahora hasta marzo, que es cuando se vuelve a salir a la calle. Lo que pasó entonces es que los distribuidores tenían los almacenes vacíos o con pocas unidades”, apunta Juan Antonio Rodríguez, director comercial de otra marca española de rodillos y bicicletas estáticas, Oreka.

Bajo su punto de vista, la falta de unidades puede ser el verdadero problema, no solo de rodillos, sino de componentes para elaborarlos y para las bicicletas. “Hay marcas que están dando plazos muy largos, el mayor problema del sector es el ‘stock'”, advierte Rodríguez, que considera que esta “una oportunidad muy buena para el sector” si supera esas dificultades.

Entre un pico de demanda tradicional por el frío que lleva a muchos ciclistas a buscar una alternativa de rodar bajo techo, y el recuerdo de la burbuja del anterior confinamiento, el ciclismo está atrayendo a practicantes y solidificando a otros que antes eran ocasionales pero ahora invierten más en un deporte que ofrece la ventaja de ser individual, algo clave en esta pandemia.

EFE

Loading...