Objetos con valor histórico israelíes, a subasta

Varios objetos personales de Yitzhak Ben Zvi, presidente de Israel entre 1952 y 1963, se subastarán por miles de dólares, pese a la oposición del Estado, que ha tratado de impedir la venta por el gran valor público e histórico de algunas de las pertenencias.

Loading...

Objetos

Entre los utensilios que se pondrán a la venta por una casa de subastas en Israel a finales de este mes están el testamento del que fue segundo presidente de la historia del país, las pipas en las que fumaba, álbumes familiares y de su hijo -muerto en la guerra árabe-israelí (1948-1949)-, así como grabaciones del archivo de la antigua Autoridad de Radiodifusión israelí.

Entre los registros, hay uno de la ceremonia completa en que se declaró la creación del Estado de Israel en 1948, una copia de la cinta original, de gran valor histórico y con un precio de salida de 50.000 dólares (unos 42.000 euros).

Otra de las reliquias que se venderá al mejor postor es un borrador de un discurso escrito a mano por el histórico primer ministro y fundador del país, David Ben Gurión, que trata sobre el peligro que corrían los judíos durante la II Guerra Mundial, informa el periódico Haaretz.

Un comprador privado adquirió los objetos a la familia de Ben Zvi (1884-1963) y los venderá ahora a través de la una casa de subastas.

Durante los últimos años, el Estado ha intentado detener la venta de artículos históricos de esta relevancia, tras varios casos similares a este. Por el momento, no es ilegal la venta en sí, pero la Fiscalía General está revisando y tiene el objetivo de actualizar una ley de 1955 que hasta ahora no veta explícitamente su puesta en el mercado.

El fiscal general, Avijai Mandelblit, pidió este pasado verano al Tribunal de Distrito de Jerusalén que frenara la subasta de un cuaderno con una lista de mujeres judías internadas en el campo de concentración de Bergen-Belsen, cuyos maridos estaban desaparecidos y presumiblemente muertos. En su lugar, solicitó que la libreta se destinara al Yad Vashem, el Museo del Holocausto de Jerusalén.

El Tribunal Superior de Justicia también ordenó el año pasado que se entregara a los archivos del Estado un borrador de la Declaración de Independencia de Israel que se había puesto a subasta.

La sentencia, que sentó un precedente judicial, argumentó que “la obligación de devolver bienes culturales” suponía una cuestión de “interés público” por su “importancia amplia y única”.

Recientemente, el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, tuvo que pedir a las autoridades que hicieran lo posible para evitar la venta de cientos de objetos del Museo Islámico de Jerusalén, que el centro, sumido en una crisis financiera, había entregado para una subasta, que finalmente ha sido por el momento suspendida.

Loading...