Semana de flexibilización culminó con gran afluencia de personas

La semana de flexibilización está cerrando con gran número de personas en las calles del centro de Maracay, terminales y centros comerciales donde los maracayeros se apertrecharon de los artículos que no podrán comprar dentro de los días de radicalización.

Loading...

La semana de flexibilización culminó con gran afluencia de personas

Carlos Aragón comentó, en el caso de las ferreterías que no abren en la semana radical, tuvo que comprar por adelantado el material que necesita para hacer unas reparaciones en su casa.

“Tengo una filtración en la pared de la cocina y para repararlo necesito cemento y algunos metros de tuberías que tuve que comprar esta semana de flexibilización, porque una semana dejar eso así representaría un gasto mayor”.

Carmen Azuaje dijo, “ahorita la gente está comprando es comida para diciembre, hallacas, pan de jamón y dulce de lechosa, es lo que podemos comprar para no perder la costumbre”.

La situación está tan difícil en estos momentos que lo primero en lo que piensa el venezolano es comprar comida – dijo Azuaje- además hay que comprar alguito para tomar y pasarla bien con la familia.

Por último los maracayeros indicaron que se preparan para entrar a una semana de radicalización el próximos lunes 9 de noviembre, ansiosos que culmine rápido para volver a las calles para hacer sus compras. “Aunque la gente no respete la semana radical y sale a la calle de la misma manera, lo único malo es que no todos los comercios pueden abrir con tranquilidad porque lo cierra la policía“, exprese Luis Manuel Castillo.

JENNILET DÍAZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...