Al menos tres civiles muertos en ataques azerbaiyanos contra Stepanakert

Al menos tres civiles murieron en ataques azerbaiyanos contra la capital de Nagorno Karabaj, Stepanakert, mientras el Ejército azerí también ataca con artillería a la segunda ciudad más importante del enclave separatista, Shushi.

Loading...
azerbaiyanos
Foto: Archivo

“Azerbaiyán mantiene bajo intenso fuego de artillería Stepanakert y Shushi. Varias casas ardieron en Shushi. Hay destrucciones en Stepanakert. Según datos preliminares, murieron tres civiles”, escribió en Twitter el defensor del Pueblo de Artsaj, Artak Beglarián.

Según el Ministerio de Defensa de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj (RNK), el Ejército local repelió numerosos ataques de la fuerzas azerbaiyanas contra Shushi, situada a solo unos 15 kilómetros al suroeste de Stepanakert.

El presidente de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj, Araik Aratunián, dijo la semana pasada que el Ejército azerbaiyano está a solo 5 kilómetros de Shushi y advirtió de que quien controle esta ciudad controlará el enclave separatista.

Al mismo tiempo, los militares karabajíes indicaron este viernes que las fuerzas armadas de Azerbaiyán llevan a cabo ataques en todos los sectores del frente.

El avance de las tropas azerbaiyanas en el sur de Nagorno Karabaj amenaza con cortar totalmente la comunicación por la más corta de la dos carreteras que une Stepanakert con el territorio de Armenia.

En la segunda, que se encuentra en el norte de Nagorno Karabaj, las autoridades han prohibido temporalmente el paso de civiles por motivos de seguridad.

Leer más: Fuerzas azerbaiyanas atacan con cohetes ciudades karabajíes

Bakú, por su parte, denunció hoy que Armenia ataca desde su territorio regiones azerbaiyanas alejadas de la zona de los combates, como Topvuz, Gadabay y Dashkasan.

“Lo que intenta Armenia con estas provocaciones es ampliar al geografía de las operaciones militares”, escribió en Twitter el jefe del Departamento de Política Internacional de la Presidencia azerbaiyana, Hikmet Hajiyev.

El 31 de octubre pasado, el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, pidió al presidente ruso, Vladímir Putin, iniciar consultas sobre una posible ayuda para garantizar la seguridad de Armenia debido a la guerra en Nagorno Karabaj.

Armenia forma parte de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) que lidera Rusia, que se vería obligada a intervenir en caso de que esta sea atacada.

Sin embargo, Moscú ha dejado claro que por cuanto las acciones militares tienen lugar en el territorio de Azerbaiyán no son aplicable las disposiciones de la OTSC.

En una entrevista con Efe, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, aseguró el jueves que no quiere la guerra y que la parará inmediatamente si Pashinián le presenta un calendario específico y declara la retirada de sus tropas de la parte del distrito de Agdam que aún está bajo ocupación, de Kalbajar y de Lachín.

El mandatario sostiene que de otra forma no habrá una solución a la guerra que estalló el pasado 27 de septiembre en Nagorno Karabaj.

“No hay otra opción. No queremos seguir con las operaciones militares. Y lo he dicho muchas veces y lo repito ahora: si el primer ministro armenio, que es responsable de este derramamiento de sangre, hace personalmente esa declaración, estamos listos para parar inmediatamente” la guerra, subrayó.

EFE

Loading...