Habitantes de Paraparal temen otra inundación

Habitantes de la avenida principal del sector Paraparal, municipio Francisco Linares Alcántara, continúan recuperándose de las inundaciones del pasado 13 de octubre, tras las torrenciales lluvias caídas desde la madrugada de ese día provocando el desbordamiento de los caudales del río Madre Vieja, y temen seguir viviendo en dicha zona, ya que con el pasar de los años los estragos causados por esta eventualidad cada vez son peores.

Loading...
Mucho polvo es lo que hay en la avenida principal de Paraparal

En este sentido, Luis Valera expresó que las personas de este sector viven con temor cada vez que ven nubes negras en el cielo, con el miedo de que vuelva a llover y se les meta el agua a sus casas. “Estamos traumados con cualquier nubecita y este lugar es una bomba de tiempo, no sabremos si salimos vivos o muertos la próxima vez que vuelvan a subir las aguas”, comentó.

Valera nos dijo que de las cuatro inundaciones que se han visto en los últimos años en Paraparal y (2011, 2012, 2017 y 2020), la de octubre de este año fue la peor, donde el agua llegó a casi dos metros de altura.

“Esto es un bomba de tiempo, las bombas de achique han ayudado a sacar el agua hacia el lago Los Tacarigua, pero dicen a “voz populi” que esto puede ser peor, sobre todo en Mata Redonda que es uno de los lugares más afectado y por aquí al sur de Paraparal. Saldremos vivos o muertos”, dijo Valera.

Hizo un llamado a las autoridades para que se enfoque en la seguridad en este tipo de eventos, debido a que en esta ocasión había delincuentes en lanchas o balsas robando los pocos bienes que quedaban en los hogares afectados por la inundación.

Entre 250 familias han sido afectadas, muchas de ellas se van con otros familiares para resguardarse, otras en los refugios, pero tuvimos que volver para proteger nuestra casa, ya que los organismos de seguridad estaban en la escuela cuidando todo y la comunidad desamparada”, denunció Valera.

DAÑOS ESTRUCTURALES

Virginia Sandoval mostró los problemas estructurales que tiene la vivienda tras las cuatro inundaciones que ha sufrido el sector Paraparal y en esta nueva subida del agua volvió a perder bienes materiales.

Aparte de perder ropa y colchones, se nos dañaron televisores, ventiladores y la cocina. Esto fue horrible el agua llegó a más de metro y medio de altura, en otras partes llegó más alto. Mi yerno que mide casi 1.90 el agua le llegó hasta el cuello”, comentó Sandoval.

Además nos comentó que la última vez el gobierno local les dio cemento y pintura para reparar parte de la casa, pero hasta el sol de hoy no han entregado nada. “Esta vez metieron cuadrillas para sacar los escombros, pero todavía no nos han dicho nada para ver si nos ayudan a arreglar la casa”, agregó.

Asimismo dijo que han solicitado a las autoridades locales y regionales para que los reubique, sin embargo les han dicho que no se puede en estos momentos.

“Cuando estábamos en el refugio nos dijeron que esto es una ayuda temporal, después que regresemos a nuestras casas porque no hay viviendas y no hay apartamentos. Ya no se puede vivir aquí. Dios proveerá por nosotros”, dijo Sandoval.

MÁS QUE SOLUCIONES PIDEN REUBICACIÓN

La Alcaldía de Francisco Linares Alcántara en conjunto con la Gobernación del estado Aragua, han venido realizando trabajos de limpieza y ayuda a las comunidades más afectadas por las inundaciones del pasado 13 de octubre, sin embargo los habitantes del sur de la avenida principal de Paraparal insisten en que sean reubicados.

En este sentido, Yensi Manrique nos dijo que el gobierno local ha estado presente con las cuadrillas de limpieza, además les han entregado bombonas de gas y colchonetas. “El alcalde ha pasado, Protección Civil ha hecho su trabajo, han limpiado las calles y han retirado los escombros. Ahora estamos a la espera de la línea blanca que nos ofrecieron“, comentó.

Con respecto a los servicios públicos dijo que han sido beneficiados con gas doméstico, pero la energía eléctrica se va frecuentemente una vez al día por cuatro horas, y aún esperan por la restitución completa del agua potable que no tienen desde hace cuatro días.

Asimismo, Rubén Prieto aseguró que el Gobierno nacional ha apoyado a la comunidad con bombas de achique para drenar las aguas, con medicina y con el despliegue de cuadrillas de limpieza con más de 150 personas, pero argumentó que la reubicación de la comunidad a otro lugar es necesaria.

“El agua ha bajado, gracias a las bombas y a la limpieza de las cuadrillas. Aparte de eso la gente de Paraparal es guerrera y siguen batallando tras perder todas sus cosas. Pero la solución es el trasvase, ya que muchas familias de esta comunidad necesitan ser reubicados.

“Mi padre fue reubicado y le asignaron una vivienda, pero la necesidad de hábitat va dependiendo de las personas, en el caso de mis tres hermanas tienen años esperando el beneficio, pero las personas que están aquí no pueden esperar tantos años porque pueden correr el riesgo de perder la vida si se repite una eventualidad como esta”, agregó Prieto.

También Luis Valera dijo que no quiere permanecer allí y teme por el futuro de sus hijos y sus nietos, además dice que lo mejor es salir de esa zona.

“La única esperanza es que nos saquen de aquí, que nos hagan un urbanismo para Paraparal y sabemos que no es fácil el pedido, pero tampoco es fácil vivir aquí esperando que llueva y suceda algo peor. No tenemos donde ir porque esta casa no nos pertenece a nosotros sino a nuestros hijos y a nuestros nietos”, sentenció Valera.

LINO HIDALGO | elsiglo

Loading...