Rómulo Gallegos volvió a sufrir las consecuencias de las lluvias

Desde que empezó a llover el domingo en la mañana, el terror se apoderó de los vecinos del sur de Maracay, municipio Girardot, quienes cada vez que llueve vislumbran otra jornada de penurias.

Loading...
consecuencias
Algunas casas continúan inundadas

Y efectivamente, a las 2:00 de la tarde la pesadilla se empezó a convertir en realidad, ya que según lo relatado por los vecinos, el agua empezó a meterse a las casas como consecuencia de un nuevo desbordamiento del río Madre Vieja.

Leer más: Habitantes del sector Rómulo Gallegos realizaron limpieza de sus calles

Los residentes de Rómulo Gallegos señalaron que apenas estaban terminando de limpiar sus hogares y volver a la normalidad, cuando por cuarta vez consecutiva volvieron a vivir el calvario de ver sus enseres entre las aguas.

 

VIVIMOS CON MIEDO

La temporada de lluvias ha golpeado fuertemente a varias zonas del estado Aragua, en especial los municipios Girardot, Santiago Mariño, Francisco Linares Alcántara, José Ángel Lamas y Mario Briceño Iragorry, donde a sus habitantes los invade el miedo cada vez que empieza a llover.

Así lo manifestó Jennifer Fonseca, quien indicó que se sienten en el olvido, cada vez que llueve el río se sale y el terror empieza a apoderarse de ellos. “Por nuestra mente pasa lo peor, todo está inundado, por cuarta vez el río se mete a las casas y nadie nos da una solución a nuestro problema, todavía estamos sacando agua de las habitaciones, estamos en el olvido”.

Asimismo señaló que cada vez que llueve el río se empieza a salir y a ellos sólo les queda sobrevivir, “esperamos tener una solución pronto a nuestro problema, en esta oportunidad el agua llegó aproximadamente a dos metros y no hemos podido ni dormir, las personas durmieron en las platabandas, ya que tenemos todo inundado”.

Por su parte, José Paredes indicó que con la misma agua que se encuentra dentro de sus viviendas la utilizan para limpiar el barro de las calles, “el agua nos llegó aproximadamente a un metro, tuvimos que levantar las cosas nuevamente para poder salvarlas”.

José Tabera resaltó que ellos lo que quieren es que se levante el muro, “tenemos que abocarnos a tratar de salvar nuestras vidas y mejorar la calidad de la misma, ya es la cuarta vez que la calle Tamanaco sufre las consecuencias de las lluvias, todos saben que se debe hacer un trabajo, pero no lo hacen y nosotros seguimos sufriendo las consecuencias”.

Por último, Carlos Hernández recalcó que cada vez que llueve se empiezan a angustiar y se preparan para lo peor, “nada está bien acá, nosotros somos seres humanos y sentimos dolor y sufrimiento cada vez que pasamos por esta situación, necesitamos que nos ayuden y nos den una pronta solución”.

 

MÓNICA GOITIA | elsiglo

 

Loading...