“Mi trabajo es una celebración y afirmación de la vida negra y caribeña”

“Este artista trabaja su obra con objetos encontrados o juguetes usados, son fetiches que logra construir a través de ensamblajes, los soportes que utilizo no son convencionales, parte de la apropiación y la reinterpretación abordando la iconografía popular y cada obra está cargada de un simbolismo muy preciso”.

Loading...

artista

Francisco Pinto es un artista autodidacta, pero con el devenir del tiempo se ha preocupado por cultivar sus conocimientos de manera no formal, su vocación por las artes le viene de familia, su padre pintaba como hobby de forma terapéutica, de allí su primer acercamiento, en el transcurso de su vida ha ido investigando a importantes artistas y “siente que ha aprendido de cada uno de ellos”, Centeno Vallenilla, Juan Loyola, Víctor Hugo Irazábal, José Bedia y Jean Michel Basquiat, entre otros, desde el año 2006 empieza a participar en los salones nacionales y el curador Alberto Asprino “lo aupó desde sus inicios por sus piezas”, ha exhibido sus obras en importantes galerías del país, también obtuvo el Primer Premio en el Salón de Arte Carelis en Maracay, posteriormente descubre su esencia que le llamaba desde su interior para adentrarse en la investigación de la heredad africana, allí indaga varios aspectos en el tratamiento de su obra y la espiritualidad, comienza a trabajar con plena conciencia de su propia representación y asumiendo su mirada, pero también con una actitud propia de la contemporaneidad.

Francisco Pinto
Francisco Pinto

Este artista tiene una actitud muy libre, pensadora en cuanto a su investigación visual, aborda el lenguaje contemporáneo con un temperamento creativo bien definido. Es una mirada desde afuera, pero mucho más desde adentro, tiene una compenetración con el tema afroamericano para luego adentrarte en el Cimarronaje en Venezuela.

A través de los objetos, Francisco se propone expandir las fronteras de lo que podría considerarse una ampliación del concepto y sus realizaciones prácticas. Él trata de llevar al arte a sus límites con una mirada desveladora de formas nuevas que permite valorar sus posibilidades plásticas y expresivas. Cada objeto o fragmento tiene la posibilidad de aportar significados por separado, y a la vez, abrir otros al asociarse con nuevos fragmentos. Se centra en la cultura popular para tejer una trama con diversos elementos que le dan cuerpo y una coherencia a su trabajo, es una celebración y afirmación de la vida negra y caribeña, para así generar un discurso; cada personaje está cargado de un simbolismo; esos, los objetos, que son elementos que en sí mismos no tienen mayor significación, pero que en conjunto logran transmitir lo que el artista quiere expresar, una enorme fuerza que recuerda escenarios de alguna devoción popular a través de su lenguaje, diseñado bajo su propia óptica, desde donde brota una magia de sus piezas realizadas con una entrega férrea y voluntad creadora.

Estos objetos que son sus fetiches, los logra construir a través de ensamblajes, para luego convertirlos en interesantes obras de arte, algunos son los “muñecos”, como él les llama, los cuales se acercan a los de los postulados expresivos del pop-art y en ellos busca la similitud de unas tallas africanas, revelando en sus representaciones los estados emocionales que convergen ante ellos.

Ydelisa Rincón: Tu acercamiento al arte viene de familia, ¿podrías contarme brevemente qué ocurrió y cómo fueron esos inicios?

FP: Desde niño fui influenciado por mi padre y un tío que vivía en casa, que cursaba estudios de arte, mi padre pintaba como hobby, desde ese momento supe que quería ser artista, no tuve estudios formales de arte, por esfuerzo propio sigo luchando por encontrar un lugar dentro de las artes.

YR: ¿Francisco, cómo fue ese salto de tu trabajo inicial con tu investigación visual, para luego adentrarte en el Cimarronaje en Venezuela, como tú mismo le llamas?

FP: Mi trabajo inicial abrió las puertas en salones y galerías, lo actual llegó de forma fortuita, he logrado reconocimiento nacional e internacionalmente, planteo la experiencia negra históricamente y contemporánea, dentro de un contexto global, el cimarrón figura necesaria del héroe para estos tiempos.

YR ¿Cómo logras fusionar pasado y presente en estas propuestas, en dónde encuentras el caribe como espacio geográfico para proponer una investigación basada en la esclavitud?

FP: Revivo narrativas históricas en nuevas contra narraciones en mi presente, para reclamar el pasado, mi trabajo es una representación, una celebración y afirmación de la vida negra y caribeña, basado en mi experiencia.

YR: ¿Te centras en la cultura popular para tejer una trama con diversos elementos que le dan cuerpo y una coherencia a tu trabajo, cuéntame cómo es ese proceso para dialogar a través de una herramienta y otra?

FP: Utilizo los mitos, la historia y un montón de ideas de gente negra que normalmente no encuentras cuando vas a un museo, por estar todavía muy segregados, las imágenes de personas negras están ausente de ciertos aspectos de la historia del arte, trato que mi trabajo refleje una fuerte conciencia histórica.

YR: Fundes tus orígenes entre ser bisnieto de una india y un portugués, para exclamar, “mi voz busca extenderse hacia el Caribe”, háblame sobre esa voz que grita y qué importancia tiene para ti el Caribe?

FP: Desde niño mi bisabuela, a ella si pude conocerla, era afro, me inculcó temas de religión y relaciones humanas, temas que hoy día se han perdido, no hay empatía, decidí levantar mi voz desde el caribe que es híbrido, donde no hay odio al blanco, sino amor a lo negro.

YR: Te interesa la obra de José Bedia, artista cubano que reside en Miami, él ha asimilado en su trabajo tradiciones de la santería afrocubana, entre otras, así como de los chamanes amazónicos, Bedia se ha sumergido en esas culturas, ¿qué te influye de su propuesta, quizá el simbolismo?

FP: Manifiesto una relación con el arte africano, afroamericano y del caribe, trato de mantener una cercanía con sus representantes, he tenido contacto con José Bedia a través de su hijo, su obra ha sido efectivamente de mucha influencia en lo simbólico, un artista que me sigue asombrando.

YR: También investigas la vida y obra de Jean Michel Basquiat y sus piezas marcaron un punto de inflexión en tu carrera, al mirar mis raíces ancestrales, mi herencia africana como caribeña, podemos deducir que a partir de ese encuentro con la obra de Basquiat empieza con más seguridad y criterio tu trabajo en las Artes?

FP: Basquiat, su vida y obra me hicieron mirar mis raíces, esa herencia africana en el caribe, he sabido leer lo que plasmó debajo de esas capas de veladuras y grafismos, tenía un mensaje muy crudo y directo como sujeto negro, reivindicó la pluralidad de sus orígenes.

YR: Tu trabajo lo vas desarrollando desde los fetiches y los objetos, ¿cómo vas amalgamando cada pieza encontrada en tus personajes de historietas y otros, háblame de la construcción de ese proceso creativo de tu obra?

FP: Combino indagaciones y referencias, articulando una disciplina, así generar un discurso; cada personaje está cargado de un simbolismo muy preciso y significativo.

YR: Hablando de objetos, ¿qué influencia ha tenido para ti el hecho de que tu papá en tu infancia te comprara variedad de juguetes?

FP: Mi padre fue encargado de una farmacia y mensualmente llevaba a casa juguetes de colección del mundo de Disney, mis primeros trabajos estaban relacionados con ese mundo, recuerdo que aparte llevaba para sí, juguetes a escala como aviones y barcos que debían armarse, todo eso me influyó.

YR: Visitaste la India, ¿qué te atrapó de ese mágico lugar en relación a tu creación posterior en las artes?

FP: La India fue lo mejor que he podido vivir, estuve allá por un mes, compartiendo y viviendo experiencias dentro de un asram, trato de darle equilibrio a mi vida entre el mundo de las artes y la espiritualidad, he tenido colaboraciones dentro de un templo Hare Krishna con arte devocional.

YR: En tu obra has utilizado juguetes, objetos encontrados, fotografías, iconografías, a partir de allí has conformado personajes de viñetas de dibujos animados, lo cual manejas como apropiación y reinterpretación, ¿me podrías hablar un poco sobre ese tema?

FP: Trabajando en publicidad, aprendí el diseño, las imágenes las utilizo de forma implícita, los caracteres de historietas son como guiño al espectador, la carita negra sonriente, la corona tricorne la misma de Basquiat como símbolo de liberación y resistencia, esa sonrisa que no pudo ahogar el barco negrero.

YR: Actualmente sigues con un trabajo que viene de lo anterior, pero abordas desde el collage, dibujo, instalaciones con una estética no culminada, cercana al Post Art. ¿qué influencias encuentras en esas propuestas y cómo las relacionas con el tema africano?

FP: La influencia anterior son los caracteres de las historietas, el trabajo actual esas iconografías populares son africanizadas con mi propio léxico artístico, reinterpreto esas influencias africanas y del caribe haciendo nuevas versiones.

YR: En algunas ocasiones has expresado “vivimos un presente donde el pasado no está muerto en términos de racismo y violencia”, ¿tú crees que en Venezuela hay racismo?

FP: El racismo en Venezuela no es por el color de la piel, es por clasismo por la posición social, tenemos la suerte de ser un pueblo multicultural donde convivimos el blanco, el negro y el amarillo sin resentimientos.

YR: Involucras una variedad de temas en tu obra, ¿dime en cuál haces más énfasis?

FP: Raza, identidad y poder, hechos históricos de esta América en su conquista, hago énfasis en el sujeto fugitivo, ese esclavo que huyó y rompió las ataduras, implico el trabajo en un contexto social no de índole comercial.

YR: Cuando desarrollas tu investigación visual y luego se exhibe, ¿qué pretendes que se capture en ese diálogo que se hace entre el espectador y tu obra?

FP: Trato que el trabajo refleje una fuerte conciencia histórica, con cierto humor en algunos casos, aprendiendo la importancia de la humildad como poder transformador de la imaginación.

YR: Trabajas con mucha dedicación en la producción de “mis muñecos como tú los llamas y con las cuales buscas la similitud de unas tallas africanas, ¿qué te recuerda al verlas con las muñecas de Armando Reverón?

FP: Mis fetiches a través del ensamblaje, son piezas importantes en mi producción, las de Mario Abreu y las muñecas de Reverón, son poderosas representaciones políticas y culturales, voy revelando en mis representaciones los estados emocionales que convergen ante ellos.

YR: Tus piezas son las que te han unido como canal de comunicación con el espectador, pero también te han permitido darte a conocer, ¿qué siente Francisco Pinto, al saberse un creador que se ha ganado un espacio en la plástica venezolana a pulso y con una propuesta muy particular y sólida?

FP: Mis objetos son vectores, artefactos de poder, a veces trabajo fuera de las tradiciones occidentales improvisando mi estilo y plasmando la experiencia negra, parte de mi producción está hecha con materiales encontrados.

YR: He dejado para el final dos preguntas porque me parecen de mucha trascendencia para ti, la primera se trata de la Subvención otorgada por la fundación Darryl Chappell, con alianza del The Museum of Contemporary African Diasporan Art (Mocada), ¿de qué trata para que te hayan incluido a ti al haberte selección?

FP: Me la otorgaron por ser creador en ejercicio junto a 14 artistas afroamericanos, es una ayuda económica para sobrellevar estos tiempos inciertos del Covid-19, que el mundo enfrenta, gracias a Amy Andrieux.

YR: La segunda pregunta es sobre el portafolio y proyecto que postulaste para una residencia artística en Montresso art Fundation en Marruecos, para la cual fuiste admitido, son muy buenas noticias, ¿cuéntame al respecto?

FP: Todavía no me lo creo, será una gran oportunidad, por ahora está suspendido hasta nuevo aviso por lo del Covid-19, la residencia será por un mes, eso abrirá puertas en otros escenarios al lograr esa experiencia.

YR: Estoy muy agradecida que me hayas permitido penetrar en tu mundo quizá desconocido por muchos, ha sido un gusto platicar contigo y lograr impregnarme de tu férrea voluntad de ser y tus maravillosas energías, ¿quieres agregar algo más?

FP: Gracias Ydelisa, sigo trabajando dentro y a través de mis limitaciones, enfrentando los desafíos que van surgiendo sin ser sumiso y complaciente a ninguna pequeña cuota de poder. Actualmente trabajo un proyecto sobre los Diablos Danzantes junto a Jonathan Square, escritor e historiador de Harvard.

Lcda. Ydelisa Rincón González

Loading...