“Adquirir combustible es una cuestión de suerte”

El desabastecimiento de la gasolina continúa siendo un problema que genera angustia y desesperación en las personas, siendo desde hace meses un juego de lotería donde abastecer es cuestión de suerte.

Loading...

Maracayeros siguen pasando las de Caín para adquirir combustible

Ante esto, Julio Sánchez alegó que desde que empezó el suministro a través del esquema pico y placa ha podido surtir su vehículo en dos ocasiones. “Honestamente esto de verdad es cosa de suerte, yo estoy aquí en la cola desde el viernes en la noche para poder quedar entre los primeros y aunque llegó el combustible, no se si voy a poder surtir”.

“Nos ponemos a revisar la historia y nunca esto había sucedido, no deberíamos ni durar un día haciendo la cola, acá reina siempre es el amiguismo, porque la vez que me tocó surtir me pararon casi entrando a la estación de servicio y metieron a diez carros más o menos antes que yo”, agregó Sánchez.

Por su parte, Octavio Sánchez catalogó de “terrible” la situación que actualmente atraviesa el país por la gasolina, “Aunque ahorita funciona un poco más que antes porque ya no duramos 20 días haciendo cola, igual la seguimos haciendo y peor porque a veces no logramos abastecer y debemos esperar a la otra semana”.

“Para echar gasolina tenemos que correr con suerte de que llegue la gandola y que alcance para todos los vehículos, acá nada es seguro sólo tenemos que esperar a ver si se nos da por fin la oportunidad de surtir”, dijo Sánchez.

Al respecto, José Gutiérrez alegó que la llegada de la gandola no le asegura que pueda surtir su vehículo de combustible, “esto es un problema para todos, anteriormente hacía la cola e incluso pagaba la gasolina y no llegaba a surtir, esto es una problemática muy fuerte”.

“Esta situación me preocupa aún más después de que el Presidente dijo hace días que Venezuela tenía gasolina para 20 días nada más, esto me agobia más porque se que todo en algún momento empeorará más de los que lo que está ahora”, resaltó Gutiérrez.

Los maracayeros alegaron que la falta de combustible se ha vuelto un motivo que afecta la productividad de sus vidas, y que adquirirla en la actualidad es una ruleta donde la suerte no siempre está de su lado.

JENNILET DÍAZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...