“Servants”: la historia alecciona sobre la vulnerable libertad de conciencia

La encíclica Pacen in terris, firmada por Juan XXIII poco antes de morir, postula los principios del amor, verdad y justicia, totalmente ajenos al movimiento clerical que con el mismo lema se desarrolló en la Checoslovaquia de 1971 a 1989, eje del filme “Servants”, proyectado hoy en la 65ª Seminci, festival de cine internacional de Valladolid (España).

Loading...
filme los la
Foto: Archivo

En este contexto se desarrolla la trama del segundo largometraje de ficción del eslovaco Ivan Ostrochovský, una lección histórica sobre la frágil y vulnerable libertad de conciencia en regímenes totalitarios, en este caso el comunista de la antigua Checoslovaquia, con tentáculos que llegaban a todos los ámbitos.

La policía del régimen posa su atención sobre un seminario, una Escuela de Teología donde se forman los futuros sacerdotes, al detectar un foco de desafección que invoca las sagradas escrituras y la doctrina del Vaticano frente al colaboracionismo del clero oficial impulsado desde el movimiento Pacem in terris (SKD PiT).

Basada en hechos reales, “nos pareció que aquella historia podía aportar un punto nuevo sobre lo que queríamos contar, sobre ese reflejo de la sociedad durante el régimen comunista”, ha explicado Ostrochovský (Zilina, 1972, Eslovaquia) durante una rueda de prensa telemática celebrada al término de la proyección.

Rodada en blanco y negro con actores no profesionales, el filme sirve también cómo la historia puede aportar testimonios recurrentes para advertir sobre las diferentes formas de control de las conciencias: desde la tortura y asesinatos de los regímenes totalitarios a la manipulación y falseamiento de los tiempos actuales.

El blanco y negro remite a esa sensación de que episodios de ese tipo se han dado siempre, y que pueden repetirse con otras máscaras o métodos de inteligencia como los que el partido único utilizó en Checoslovaquia al fundar una asociación del clero católico para controlar cualquier foco de libertad.

“Al no trabajar con actores profesionales, nos dimos cuenta de que la atmósfera que se conseguía con el blanco y negro aportaba esos sentimientos, que son los pilares de la película”, ha añadido el director sobre su película, sin estrenar y que ha visitado este mismo año la Berlinale dentro de la sección competitiva Encuentros.

Es así como la dictadura comunista se apropió en Checoslovaquia del lema Pacem in terris, el testamento del ‘Papa bueno’, elegido a los 78 años, por quien nadie apostaba debido a su provecta edad y que, con el histórico Concilio Vaticano II, renovó y modernizó la Iglesia para hacerla más cercana al necesitado, menos burocrática y más pastoral.

De paso, Ostrochovský ha evocado en el festival de Valladolid el periodo comprendido entre 1968 y 1989, “el de máxima actividad de la policía secreta en la antigua Checoslovaquia, que eliminó a muchas personas”, entre ellas a sacerdotes no afines como sucede en el filme.

La última jornada de proyecciones a concurso en esta 65ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que se clausura este sábado con la lectura del palmarés y entrega de premios, ha corrido a cargo de la novel realizadora china Zheng Lu Xinyuan, quien ha situado en Hangzhou su ópera prima, “The cloud in her room”.

Leer más: Un noviembre cargado de estrenos de series

Premiada en el festival de Rotterdam, Xinyuan recurre a una joven de 22 años para hablar de la búsqueda de identidades, espacios personales y territorios tanto afectivos como familiares que son propios del paso de la adolescencia a la juventud, y que ha personificado en la protagonista del relato.

Además del blanco y negro, como herramienta de evocación y el color de la vida real de la protagonista, ha empleado la imagen invertida para estimular la percepción visual del espectador en momentos claves de una historia que, según la directora, surgió de la distancia física y emocional.

“En 2013 fui a estudiar a Estados Unidos. Debido a la distancia física y a la diferencia de horario, empecé a pensar cada vez más en mis raíces, de dónde soy realmente. Se me quedaron clavados ciertos momentos y, al hilarlo, empecé a analizar mi relación con mi propio pasado”, ha explicado durante una rueda informativa presencial.

Su peculiar técnica narrativa, su arriesgada apuesta de expresión con la inclusión de “contenidos desafiantes para el mercado de inversiones”, ha dificultado un largometraje que de momento no ha sido estrenado en salas comerciales.

EFE

Loading...