Pterodáctilos mejoraron su técnica de vuelo durante millones de años

Los pterodáctilos surcaron los cielos durante 150 millones de años, hasta que se extinguieron junto a los dinosaurios hace 66 millones de años, pero aprovecharon su paso por la Tierra para evolucionar y mejorar su técnica de vuelo, según revela un estudio publicado hoy por la revista Nature.

Loading...
Foto: Referencial

Los grandes progresos efectuados por los primeros vertebrados voladores del planeta fueron fruto de avances pequeños y consistentes ocurridos durante un largo periodo de tiempo, en vez de a través de sacudidas evolutivas repentinas, tal y como se creía hasta ahora.

Así lo demuestra una investigación desarrollada por las universidades británicas de Reading, Lincoln y Bristol, que combinó el análisis de registros fósiles con las simulaciones creadas por un nuevo modelo de vuelo de aves actuales.

Leer más: Duró 43 días dando vueltas alrededor de un parque en Austria

De esta manera, los expertos pudieron evaluar la eficiencia de la técnica voladora de los pterodáctilos y otros reptiles alados y despejar las incógnitas que existían sobre su proceso evolutivo.

“Los pterosaurios fueron un grupo diverso de lagartos alados, algunos tenían el tamaño de un gorrión y, otros tenían la envergadura de una avioneta”, explicó en un comunicado Chris Venditti, biólogo evolucionista de la Universidad de Reading y principal autor del estudio.

Podían ser, recordó, criaturas “enormes y letales” que comían “otros animales”, desde insectos hasta “dinosaurios pequeños”, pero se desconocía hasta ahora si lograron su “eventual poderío aéreo” porque mejoraron su vuelo y si este logro les pudo dar ventajas sobre sus antepasados.

“Hay muchos ejemplos sobre cómo funciona la selección natural durante periodos de tiempo relativamente cortos, pero ha sido muy difícil hasta la fecha demostrar si plantas y animales se adaptan para ser más eficaces durante largos periodos”, precisó Venditti.

Para superar estas trabas, destacó, decidieron estudiar la “evolución a largo plazo” de una “manera totalmente nueva”, comparando las “criaturas en diferentes estados de su secuencia evolutiva” durante “muchos millones de años”.

Los pterodáctilos evolucionaron a partir de animales terrestres y aparecieron por primera vez como especies voladoras en el triásico temprano, hace unos 245 millones de años, mientras que los fósiles más antiguos tienen una edad de unos 220 millones de años.

Sobre esta base, los científicos analizaron la evolución de su eficacia de vuelo a través de los cambios que observaron en el tamaño de los cuerpos y las alas de restos fósiles en diferentes etapas.

Después introdujeron en su modelo de vuelo de aves modernas datos de 75 especies de pterosaurios, lo que confirmó que estos lagartos alados mejoraron gradualmente su técnica durante millones de años.

Constataron con este método que los pterodáctilos adaptaron la forma y el tamaño de su cuerpo para usar un 50 % menos de energía durante el vuelo durante los 150 millones de años que estuvieron en la Tierra.

También observaron que estos vertebrados llegaron a multiplicar por diez su masa, hasta pesar más de 300 kilogramos.

Asimismo, descubrieron que un grupo en particular, los enormes azdárquidos, son la excepción que confirma la regla, pues éstos nunca llegaron a mejorar su técnica de vuelo durante toda su existencia.

No obstante, creen que sobrevivieron gracias a su gran tamaño, como es el caso del quetzalcoatlus, que se calcula que tenía 11 metros de envergadura, como el de una avioneta, y la altura de una jirafa.

La experta Joanna Baker, de la Universidad de Reading y coautora de este estudio, agregó que las nuevas pruebas confirman que aunque los pterodáctilos eran “voladores competentes”, probablemente pasaban la mayoría del tiempo “en tierra firme”.

“Una alta eficiencia de vuelo no les ofrecía probablemente grandes ventajas y nuestros hallazgos sobre el hecho de que tenían alas pequeñas en relación a su tamaño coinciden con las evidencias fósiles que indican que dependían poco de su capacidad para volar”, concluyó Baker.

EFE

Loading...