Neutralizados dos sujetos de la banda “Los Tribilín”

Cerca de las 12:00 del mediodía del martes pasado, se registró un enfrentamiento entre funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos al Eje de Investigaciones de Hurto y Robo de Vehículos del estado Aragua y unos sujetos pertenecientes a una organización delictiva, incursa en al menos 15 robos de vehículos en el perímetro de Maracay en un lapso de un mes y medio.

Loading...
Las comisiones del Cicpc investigan al cabecilla de la banda

El suceso tuvo de escenario la calle de servicio en la avenida Constitución, específicamente en la vía que conduce directamente al Centro Comercial La Estación, según la información trascendida a los periodistas.

Se dijo que los funcionarios del Cicpc se trasladaron a esa zona de la ciudad, atendiendo una denuncia de los agraviados sobre el pago de una fuerte suma de dinero para que le devolvieran el vehículo que le habían robado en un sector de la ciudad.
A través de una entrega controlada, los sabuesos montaron un trabajo de investigación de campo y una vez que incurrieron en el delito, a los presuntos delincuentes se les dio la voz de alto.

Sin embargo, los sospechosos hicieron caso omiso accionando sus armas de fuego contra los investigadores y éstos se vieron en la imperiosa necesidad de desenfundar sus armas de reglamento para neutralizar el poder del fuego de los maleantes.

Minutos después se registró un enfrentamiento y en medio de la situación de peligro, dos de los individuos cayeron heridos, siendo trasladados a un centro asistencial de la ciudad, en donde fueron ingresados sin signos vitales.

Se comentó que los presuntos ladrones quedaron identificados como Luis Adolfo Quintero, de 31 años de edad, quien residía en el barrio Mariscal Sucre en la población de Mariara del estado Carabobo, mientras que Víctor José Quevedo, de 29 años de edad y domiciliado en Vista Alegre, en la referida localidad.

INCURSIONAN EN MARACAY

Por otro lado, se tuvo información que los integrantes del grupo delictivo tienen su centro de operaciones en la población de Mariara del estado Carabobo y varios de ellos se trasladaban a la Ciudad Jardín a cometer sus fechorías en perjuicio del pueblo.

Quintero y Quevedo incursionaban en los sectores del 23 de Enero, El Limón y Brisas del Lago. Allí robaban o sino hurtaban vehículos, luego se comunicaban con los dueños exigiendo el pago de grandes sumas de dinero para devolver las propiedades.

Llevaban un mes y medio actuando en esas barriadas, y ya sumaban 15 vehículos robados en su haber, según las denuncias de las víctimas. Ante el cúmulo de querellas, los funcionarios del Eje de Hurto e Investigaciones de Vehículos de Aragua, iniciaron una investigación sobre las acciones delictivas de ambos individuos.

Y este martes, los sujetos se trasladaron a ese sector de la ciudad de Maracay, en donde se efectuaría una transacción, y previo a un trabajo de campo, se logró su ubicación cuando le dieron la voz de alto, registrándose después un enfrentamiento. Los sospechosos resultaron heridos y fueron trasladados a un centro asistencial, donde fueron ingresados sin signos vitales. Y en el sitio se recuperaron dos pistolas.

HABLARON LOS FAMILIARES

Por su parte, los familiares de Víctor José Quevedo, ofrecieron declaraciones a los reporteros, manifestando lo siguiente: “Ambas personas vivían en Mariara y salieron de sus casas cada uno por su cuenta a realizar diligencias personales”.

“Presumimos que ellos se reencontrarían en Maracay”, afirmaron los declarantes, agregando asimismo que Quevedo se dedicaba a la actividad comercial vendiendo frutas, las cuales eran traídas de Falcón y las revendía en Maracay, mientras que Quintero regentaba una frutería en Mariara, así como también compraba y revendía vehículos.

Ambos hombres eran padres de familia y ellos salieron de sus hogares sin armas de fuego. “Nos cuesta creer que ellos murieron en un enfrentamiento”, dijeron.

Añadieron que la noticia les llegó a la casa a eso de las 6:00 de la tarde. Añadiendo que las personas no registraban antecedentes. Los cadáveres están en la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...