Estrechan cerco contra 10 homicidas del general Sergio Negrín Alvarado

El comisario general Douglas Rico, director nacional del Cicpc, informó a través de su cuenta personal en Instagram que los funcionarios de la Subdelegación de Puerto Cabello del estado Carabobo aprehendieron a Felipe Alexander López Morales (18) por su presunta participación en el doble homicidio cometido en perjuicio del general de Brigada de la Guardia Nacional Bolivariana Sergio Negrín Alvarado (49) y el sargento 1ro Deiris Eduardo Suárez Castillo (25).

Loading...
General de Brigada de la GNB, Sergio Negrín Alvarado, muerto

Comentó además que por la muerte de los dos funcionarios militares aún falta por capturar a 10 delincuentes, identificados a través de sus apodos “El Rayao”, “El Piu”, “El Gordo Rosa”, “El Eufemio”, “El Cursi”, “El Picholo”, “El Enyerbe”, “El Tute”, “El Chico” y “El Mailkel”.

Todos ellos están plenamente identificados y en el transcurso de los próximos días serán detenidos y puestos en manos de la justicia para que rindan cuentas sobre sus acciones criminales.

El funcionario afirmó que las pesquisas efectuadas concluyeron en determinar la actuación directa de esos delincuentes que tirotearon a los altos militares cuando transitaban por la Autopista Cimarrón, Andresote, sentido San Felipe-Puerto Cabello en el momento cuando avistaron obstáculos en la vía.

Prosiguió el investigador que al detener la marcha del vehículo, los castrenses fueron sorprendidos por un grupo de delincuentes, quienes les efectuaron múltiples disparos, quitándoles la vida de forma inmediata y despojándolos de sus pertenencias, entre ellas, sus armas de reglamento.

Ambos castrenses fallecieron en el acto, y luego de unas horas de pesquisajes, según la información que se manejó, de manera extraoficial, tres de los delincuentes cayeron muertos y además confiscaron armas de fuego.

Los integrantes de ese grupo delictivo se vinculan con una ola de asaltos que vienen sucediendo en ese tramo vial en horas nocturnas.

Su modus operandi es que los hampones se ubican en sitios estratégicos para arrojar en plena vía pública objetos puntiagudos, y así obligar a los conductores a detener su marcha, para ellos ejecutar sus acciones delictivas. Exhortan a los usuarios de ese tramo vial, tomar las precauciones del caso cuando se desplacen en horas nocturnas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...