Entre la moda y el baloncesto existe química

Entre la moda y el baloncesto existe química, mantienen una rentable unión que viene de lejos, basta recordar que las míticas deportivas que Michael Jordan calzó en 1985 siguen batiendo récords de venta, toda una proeza a la que se suman un sinfín de prendas y accesorios; entre ellos, el bolso “basket”.

Loading...
Foto:Agencias

Magic Johnson, Chuck Taylor, David Robinson, Michael Jordan o Kobe Bryant, leyenda del baloncesto fallecido el pasado mes de enero, son solo algunas de las grandes estrellas del baloncesto que han tenido sus propias zapatillas. La química entre las estrellas del “basket” y la moda viene de lejos.

 Por eso, la diseñadora neoyorquina Andrea Bergart ha creado un bolso con balones de baloncesto, un proyecto con el que le da una segunda oportunidad a las pelotas que se desestiman.

Leer más: Un español gana el gran premio de fotoperiodismo en Rusia

Con talento e imaginación, Bergart convierte viejos balones en vistosos y originales bolsos con un montón de estampados e infinitos colores. El furor por el “basket” es imparable.

Al hilo de las tendencias urbanas del momento, la creadora neoyorquina y también jugadora de baloncesto en la comunidad de mujeres, Downtown Girls Basketball, ha creado piezas únicas envueltas en un halo de lujo junto a la artista Chris Martin, con quien ya colaboró para una edición limitada de bolsos para Dior.

Con esta creación artesana y sostenible, Andrea Bergart, desde su pequeño taller, hace su propio homenaje a la cultura del baloncesto al tiempo que aprovecha un material que acabaría en el cubo de la basura.

Sus piezas son adoradas desde las jugadoras de la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino (WNBA) hasta las esposas de los profesionales de la liga estadounidense de baloncesto profesional, NBA, que se convierten en fervientes consumidoras.

La firma de ropa Bershka se ha sumado a esta pasión y propone prendas para mujer y hombre con logomanía de este deporte, tanto si se es fan de Los Ángeles Lakers o de los Chicago Bulls.

Las prendas están inspiradas ya sea en el deporte o en las equipaciones; piezas de aire ochentero, cómodas y amplias entre las que se encuentran camisetas, chándal, cazadoras o pantalones largos y cortos.

Están pisando fuerte las “Dior Air Jordan”, zapatillas de lujo, cuyo precio asciende a casi 2.000 euros (2.370 dólares), un diseño que ha nacido de la colaboración entre Dior y Jordan Brand, una fusión que une el lujo con la calle, la pasarela con las canchas de baloncesto.

La casa Chanel también siente interés por el “basket” y cuenta con sofisticas deportivas y bolsos pelota, al igual que Gucci que lanzó unas zapatillas inspiradas en un modelo de baloncesto de los años 70 y, para que tuvieran esa pátina “vintage”, las cubrió con una tela que le dada efecto ajadado.

Como los músicos o actores, los jugadores de la NBA son superestrellas, que ganan millones y adoran vestir a la moda, cuidan su estilismo y están en la primera fila de los desfiles de Dior, Raf Simons, Saint Laurent, Gucci, Balenciaga o Louis Vuitton. Cabe recordar a Russell Westbrook junto a Anna Wintour en uno de los desfiles.

Desde los altercados de la noche en Detroit, el 19 de noviembre de 2004, muchas de las estrellas de la NBA se han desprendido de la imagen callejera que incluía pantalones tres tallas más grandes y caídos, cadenas de oro superlativas, sudaderas holgadas o gorras con la visera del revés, ahora acaparan las portadas de moda y son ejemplo a seguir en materia estilística.

En la liga NBA hay estilo, sus estrellas lo saben y apuestan por prendas versátiles, atrevidas, de última generación, conscientes de que si no arriesgan no ganan.

EFE

Loading...