Conmovedora despedida al padre José Manuel Ferreira

Este jueves en horas de la mañana, el pueblo de Cojedes, principalmente su capital San Carlos, se volcó a las calles para despedir conmovedoramente al padre José Manuel de Jesús Ferreira, asesinado de disparos tras resistirse al robo.

Loading...

El pueblo lo llevó en sus hombros hasta su última morada

Lo vivido este día, se trató de una extraordinaria manifestación de amor al presbítero, quien cayó vilmente en manos de delincuentes que se acercaron al templo, donde el cura oficiaba una misa y él salió en defensa de los feligreses.

La Homilía la ofrecía el padre en horas de la noche del martes cuando se presentaron los sujetos a la Santa Eucaristía en la casa parroquial de San Juan Bautista en la capital cojedeña e inmediatamente fue objeto de la delincuencia.

Durante las exequias de tan digno “hijo de Dios”, los ciudadanos salieron desde tempranas horas de sus casas hasta la sede parroquial en donde reposan sus restos.

Según las informaciones conocidas a través de los periodistas del estado Cojedes, el velatorio se realizó en la Catedral de San Carlos, donde el obispo de la Diócesis, monseñor Polito Rodríguez Méndez, ofreció la santa misa ante una gran concurrencia de feligreses, quienes, con su rostro humedecido por sus lágrimas, indignación y expresiones de dolor ante los hechos sangrientos, oraron por el eterno descanso del sacerdote.

La casa de Dios se llenó de personas provenientes de diferentes sectores de San Carlos, y las palabras del obispo Rodríguez reconfortantes llenaron de esperanza a los cristianos.

Una vez culminada la ceremonia religiosa, se inició la procesión hasta la Iglesia San Juan Bautista, donde se depositarían los restos mortales del presbítero. El acto estuvo encabezado por sacerdotes, diáconos y toda la estructura de la iglesia del estado Cojedes.

José Manuel ejerció su camino religioso en la Iglesia San Juan Bautista desde hace al menos 4 años, y allí se congregó la multitud para darle el último adiós al amigo que siempre tuvo su mano presta para ayudar al prójimo.

Niños, ancianos y personas de todas las edades se presentaron al templo. El padre ayudó a mucha gente.

José Manuel, quien pertenecía al “Sagrado Corazón de Jesús”, fue despedido no sólo por los habitantes de su parroquia, sino de diversas partes del estado, gente conmovida por el lamentable acontecimiento, pidieron a Dios en oración por el eterno descanso del sacerdote, pero también porque la justicia en todas sus dimensiones prevalezca en este caso.

INVESTIGAN EL CASO

Por otro lado, una comisión de la Dirección Nacional de Homicidios de Caracas se trasladó a San Carlos a apoyar y reforzar las investigaciones, para dar con el paradero y posterior captura de los implicados en la muerte del padre de Cojedes.

Así como también fueron citadas varias personas a la Base de Homicidios para que ofrezcan declaraciones y proceder en lo inmediato a la elaboración de los retratos hablados.

Se habla de al menos tres delincuentes, quienes presuntamente forman parte de una banda de asesinos y están siendo buscados hasta debajo de las piedras.

Todos los cuerpos policiales y militares realizan su trabajo correspondiente, y se espera que en las próximas horas se tengan resultados de las investigaciones.

El pueblo de Cojedes clama justicia por el vil asesinato de José Manuel de Jesús Ferreira. Se trató de un repudiado acto de criminalidad. Los delincuentes se metieron con el hijo de Dios.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...