Artista mexicana se reinventa pintando zapatillas

Ante la falta de galerías para exponer debido a la pandemia de la covid-19, la artista Doris Arellano Manzo se reinventa pintando zapatillas deportivas con motivos del tradicional Día de Muertos en México.

Loading...

zapatillas “Como me encanta pintar, te puedo pintar en un lienzo grande como en un formato pequeño; a mí, mientras me tengas aquí con mis pinturas y pinceles estoy encantada, de por sí el trabajo de una artista es un poco de encierro, salimos cuando hay exposiciones cuando hay que presentarse en público o entrevistas”, señala.

Leer más:  ¿Cada cuánto tiempo se deben cambiar las zapatillas de deporte?

Residente en el sureño estado mexicano de Oaxaca, puntualiza que como artista no puede permanecer quieta y, mientras lo asegura, decora la parte lateral de un zapatilla deportiva con una oscura Catrina (la calavera mexicana de las festividades del Día de Muertos) para después rodearla de flores multicolores

Durante el breve lapso que toma el pincel para llegar de la paleta de colores al nuevo lienzo, Arellano va creando una de las imágenes de su nueva colección “Día de Muertos” en zapatillas deportivas.

“Y bueno pues, se vino la pandemia, toda esta situación que nos detuvo en muchas circunstancias, por ejemplo exposiciones, para nosotros los pintores pues nos afectó, ¿no?”, explica en una entrevista con Efe.

Por la pandemia, los artistas “no tenemos cómo mostrar nuestro trabajo, porque realmente en una exposición mostramos toda nuestra creación, toda la obra que producimos; se detiene esto y tenemos que volver a buscar nuevas formas de que la gente vea lo que estamos haciendo”.

Sobre el tema de su nueva obra explica que tomó el Día de Muertos porque las grandes celebraciones y ritos se han suspendido en Oaxaca por una pandemia que no da tregua. “Con esto trato de que estas costumbres de mayor arraigo en el estado se reinventen junto conmigo, a mi manera y con mucho respeto”, argumenta.

Su obra con zapatillas deportivas e imágenes de esta festividad, que se celebra el 1 y 2 de noviembre de cada año, la considera original pues, asegura, cada trazo es único e irrepetible. “Ningún par de tenis va a ser igual, son únicos porque todo es hecho a mano, no es una máquina”.

EFE

Loading...