Pence pide “cuatro años más” de Trump para mantener sanciones a Cuba

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, pidió este jueves en Miami a miembros de la comunidad hispana otros cuatro años de gobierno de Donald Trump para mantener su compromiso con la “libertad del hemisferio” y las sanciones a los gobiernos socialistas.

Loading...

En un mitin celebrado ante unas 200 personas en el Memorial Cubano del Tamiami Park, en el suroeste del condado Miami-Dade, Pence recordó la promesa de Trump de no eliminar las sanciones impuestas a Cuba “hasta que la libertad sea restaurada” y los presos políticos sean liberados.

“Trump estará mano con mano con ustedes” le dijo el vicepresidente a los “patriotas” exiliados cubanos, y de paso a los venezolanos y nicaragüenses, tras recibir el respaldo de un grupo de ex presos de la isla, para luego criticar la apertura hacia Cuba emprendida por la administración de Barack Obama (2009-2017), en la que el candidato demócrata Joe Biden fue vicepresidente.

Durante el acto, previo a la participación de Trump en un “town hall” en Miami, Pence celebró la reciente puesta en libertad del expresidente colombiano Álvaro Uribe, “un héroe” y quien se hallaba en arresto domiciliario por una presunta manipulación de testigos.

Sobre el caso de Venezuela, donde dijo que “la democracia debe ser restaurada”, la única solución para resolver la “catástrofe” en ese país pasa por la salida de su presidente, Nicolás Maduro.

Prometió además que de salir reelegido el próximo 3 de noviembre Trump apoyará la lucha por unas “elecciones libres y justas” en Nicaragua, país al que la Casa Blanca ha impuesto sanciones contra el “brutal régimen” del presidente Daniel Ortega.

Dijo que la próxima elección es entre dos visiones, en la que los republicanos apuestan por la libertad y prosperidad de todos los estados americanos.

“Cuando comparas la agenda de Biden y la nuestra, la elección es clara”, dijo ante los asistentes, muchos de ellos portando banderas de Estados Unidos y gorros y camisetas con el eslogan de la campaña de Trump “Hacer grande a EE.UU. de nuevo”.

Pence aseveró que ya estaban haciendo a EE.UU. “grande de nuevo, pero “llegó el coronavirus de China”, para cuyo combate el Gobierno realizó “la mayor movilización desde la Segunda Guerra Mundial” y ahora se hallan cerca de una vacuna.

Agregó que el plan económico de Biden consiste en “subir” los impuestos, lo que el demócrata ha desmentido, mientras que la meta de Trump en Florida en otros cuatro años de Gobierno es producir 550.000 nuevos puestos de trabajo.

El vicepresidente urgió a la renovación del Congreso en Washington, para lo cual pidió el voto para la periodista María Salazar, Carlos Giménez, actual alcalde del condado Miami-Dade, y de Mario Díaz-Balart, todos candidatos por distritos electorales del sur de Florida.

El acto del vicepresidente ha sido el comienzo del “desembarco” de la dupla Trump-Pence al sur de Florida este jueves, en un esfuerzo por consolidar el voto hispano, más allá de los exiliados cubanos, donde tienen ventaja sobre el demócrata Biden, así como influir a los votantes indecisos.

De acuerdo con el centro de investigaciones Pew, en Florida el voto hispano ha alcanzado el récord del 17 % del total de votantes registrados este año.

Tras el cierre del mitin ante un público de cubanos, colombianos y venezolanos, entre otros, Pence se ha dirigido a un hotel en la ciudad de Doral, donde encabezará la mesa redonda “Fe en Estados Unidos” con líderes judíos.

Al despliegue para ganar votos entre los religiosos se ha sumado este jueves Eric Trump, hijo del presidente y quien encabeza el evento “Evangélicos por Trump”, en la megaiglesia Segadores de Vida, en Southwest Ranches, área aledaña a la ciudad de Weston, en el condado de Broward y con gran población de venezolanos.

Los actos en el sur de Florida de la oficina de campaña de Trump lo cerrará esta noche el propio presidente, quien estará en Miami en un “town hall”, o cabildo, organizado por la cadena NBC y que se desarrollará en el Pérez Art Museum de Miami, en pleno centro de la ciudad, donde ya hay calles cerradas al tráfico.

elsiglo

Loading...