Bolivianos en Argentina ejercerán su derecho al voto

Bolivia acudirá el próximo domingo a las urnas para elegir a su presidente, en unos comicios que se vivirán intensamente en Argentina, país con la mayor comunidad boliviana en el exterior, donde según los datos oficiales un total de 142.568 bolivianos están registrados para ejercer su voto.

Loading...
Foto: Archivo

Las restricciones a la movilidad para frenar la pandemia de coronavirus, que en Argentina superan ya los siete meses, harán de esta una votación atípica, sin actos de campaña y en la que los votantes deberán acudir a su respectivo colegio electoral en una franja horaria determinada, según su número de documento, y deberán tramitar previamente un permiso especial de circulación.

La ubicación de los colegios electorales ha sido en los últimos días objeto de polémica, ya que miembros de la comunidad denuncian irregularidades en el listado oficial proporcionado por el órgano electoral boliviano, en el que afirman que algunos colegios han sido suprimidos, otros aparecen con direcciones incorrectas y algunos incluso duplicados.

ACUSACIONES CRUZADAS

El expresidente Evo Morales, quien reside en Argentina desde diciembre tras renunciar a la Presidencia ante las acusaciones de irregularidades en los comicios del año pasado, que él niega, denunció esta situación a través de su perfil de Twitter.

“El derecho al voto de la comunidad boliviana en Argentina en riesgo de ser violado por el @TSEBolivia que envió lista de recintos electorales con cambios de última hora y errores que han dejado a ciudadanos sin lugar donde votar. Y hay más irregularidades registradas”, publicó el político, que ha ejercido a la distancia como jefe de campaña de su partido.

La Embajada boliviana en el país, formada por funcionarios designados por la presidenta interina Jeanine Áñez, salió al paso de estas acusaciones con un comunicado en el que afirma que están dadas las condiciones para unas elecciones “limpias, transparentes, y libres de sospecha de fraude, a diferencia de lo sucedido en las últimas elecciones generales del año 2019”.

UN BASTIÓN DEL MAS

Argentina ha sido un bastión histórico del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales que para estos comicios lleva como candidato a Luis Arce, y los miembros del partido consideran que las supuestas irregularidades con la designación de colegios electorales buscan “que la menor cantidad de personas voten”.

“Estamos viendo una serie de hechos, para nosotros adrede, que se hicieron para perjudicar y mermar que la menor cantidad de personas voten en el exterior”, indicó a Efe Leandro Ruiz, líder de la agrupación Generación Evo Argentina, quien recordó que en los comicios de 2019 el MAS obtuvo un 82 % de los votos de la comunidad boliviana en Argentina.

Ruiz denuncia también irregularidades en el listado de ciudadanos inhabilitados para el voto, que concentra en Argentina a casi la mitad de los más de 51.000 bolivianos en todo el mundo que no podrán votar por no participar en las elecciones anteriores o por no tener completado el empadronamiento.

Leer más: Latinoamérica ante desafío de que pandemia no contamine elecciones

“La observación que hacían supuestamente era porque esas personas no habían votado en 2014 ni en 2016, sin embargo muchas de las personas aseguran y tienen el comprobante de que habían votado tanto en 2014 como en 2016”, agregó, y detalló que los inhabilitados “son 50.000 a nivel mundial, casi 25.000 en Argentina y 20.000 en Buenos Aires, y justamente en los lugares donde se concentra la población”.

TRABAJO EN MINORÍA

A pesar de la amplia predominancia de simpatizantes del MAS, entre la comunidad boliviana en Argentina hay también seguidores y activistas de Comunidad Ciudadana, que con el candidato Carlos Mesa se presenta como la una de las principales candidatas a la victoria, como hace Marco Blacutt, quien se pone como objetivo para el domingo “sacarle algunos votos” al partido de izquierda.

“Considero y creo que vamos a tener una buena elección, evidentemente sigue siendo un bastión masista, como decimos en Bolivia. Este es el peor lugar para hacer campaña siendo opositor al MAS, pero nos está yendo bien y estamos confiados en que el próximo domingo vamos a sacarle algunos votos”, señaló a Efe.

Blacutt fue uno de los impulsores de la denuncia por irregularidades en las actas en las elecciones del año pasado, que fue recogida por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y que acabó desencadenando la renuncia de Evo Morales y el nombramiento de un Gobierno transitorio liderado por Áñez, quien debido a la irrupción de la pandemia postergó la convocatoria de unas elecciones que se resolverán este domingo.

Ahora Blacutt se dirigió al Tribunal Supremo Electoral de Bolivia para denunciar que los funcionarios contratados para supervisar las elecciones de este año son los mismos del año pasado, a los que acusa de contribuir a un fraude electoral.

“Tenemos una preocupación importante, que es que los mismos árbitros del año pasado, los que ungieron de notarios electorales, han sido contratados nuevamente. Han incorporado a exfuncionarios del consulado y viceconsulados de acá del régimen masista para que sean también autoridades del Tribunal Supremo Electoral acá en Argentina”, manifestó.

VOTAR CON CONFIANZA

Pese a todas las acusaciones de irregularidades por ambos bandos, la comunidad boliviana confía en que el próximo domingo se vivan unas elecciones limpias, para lo que piensan tomar todos los recaudos, como indicó a Efe Zulema Iriarte, radicada en Argentina desde 1976 y que vive en la localidad bonaerense de Ezeiza, uno de los lugares con mayor presencia de la colectividad.

“Particularmente se están tomando recaudos con un sistema digital bastante específico sobre cada acta, se va a hacer un seguimiento especial para que no vuelva a ocurrir como ocurrió en octubre pasado (…). Me parece también que los que vayamos a votar podamos sacar una foto del acta de escrutinio para verificar realmente que se respete el voto como tiene que ser”, precisó.

En su caso afirma estar viviendo estas elecciones “con mucho nerviosismo” pero feliz porque “se pudo asegurar la fecha de votación, que eso es lo más importante”, y espera que el resultado contribuya a pacificar la situación de su Bolivia natal tras un año convulso que los migrados vivieron con especial angustia a la distancia.

EFE

Loading...