Por 120 dólares mataron a joven que lo secuestraron en Magdaleno

Familiares que acudieron este martes al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses en Caña de Azúcar, denunciaron que el joven, identificado como Ramón Enrique Flores Campos, de 23 años de edad, fue secuestrado en el sector El Silencio en la población de Magdaleno del municipio Ezequiel Zamora y asesinado posteriormente en La Huérfana en la vía que conduce a Tocorón.

Loading...

(

Morielis Carías Campos, quien tomó la palabra, manifestó que los hechos ocurrieron el viernes pasado a las 7:30 de la noche en el sector El Silencio, en Magdaleno, cuando su hermano salió de la casa con dinero en el bolsillo y se dirigía a comprar materia prima para la preparación de comida rápida.

“Yo soy madre soltera de un bebé y me gano la vida trabajando de comerciante, y mi hermano me hacía el favor en ese momento de comprar la mercancía”, dijo. “En ese momento El Silencio estaba tomado por un contingente de efectivos de los Comandos Rurales”, dijo.

– Uno de los militares “se enamoró de mi hermano”, y delante de mucha gente, sin ninguna causa justa, se lo llevó detenido. Para mí eso fue un secuestro”. “Como era de noche, no pudimos hacer nada”, manifestó.

Al día siguiente, “como no tenía información sobre el paradero de Ramón Enrique, comenzamos a buscarlo por los comandos de la Guardia Nacional. Estuvimos en San Vicente y después en Santa Cruz. Se trataba de un peloteo”.

Asimismo “nos dirigimos a las sedes policiales, buscando información del paradero de mi hermano, pero la respuesta era: “Aquí no está el nombre de la persona que andas buscando”. Bajo un manto de incertidumbre transcurrió el día sábado”, comentó la denunciante.

Ya el domingo en la mañana visité la jefatura de Homicidios en Villa de Cura, y se me vino la idea de que mi hermano estaba muerto. Allí se burlaron de mi persona e incluso me señalaron que yo era mujer de uno de los delincuentes de Magdaleno”, afirmó.

“Le aclaré a ese funcionario que en Magdaleno, sí reconozco que hay delincuentes, pero no todos los ciudadanos que habitan en ese pueblo son de la misma especie. Hay personas honestas, trabajadoras y viven allí porque no tienen recursos para comprarse una casa en Maracay o sino en otra parte del país. Me mostraron la cédula de mi hermano”, agregó.

“Al final dijeron que mi hermano se había enfrentado a una comisión de la Guardia Nacional en el sector La Huérfana y yo les respondí. “A él se lo llevaron secuestrado del barrio El Silencio. Eso es imposible”.

¿Cuál enfrentamiento?- se preguntó la joven completamente indignada. Si era un delincuente, yo me pregunto lo siguiente: ¿Dónde están los expedientes y cuáles delitos tenía, mi hermano no tenía cuentas pendientes con la justicia?

– Nadie me respondió- expresó la demandante.

“Ese muchacho nunca pisó un calabozo de la Policía de Aragua ni mucho menos estuvo preso en Tocorón. Tenía una conducta intachable y la gente de mi barrio puede dar fe de lo que estoy aclarando ante el diario elsiglo”, dijo.

Afirmó que esos supuestos militares cometieron un acto de criminalidad e incluso le sembraron un arma de fuego, lo cual es totalmente falso. “Mi hermano era padre de dos hijos y se dedicaba a la actividad comercial”, apuntó la joven.

CARGABA 120 DÓLARES

Otro de los familiares del joven, indicó que Flores Campos cargaba en el bolsillo 120 dólares y con ese dinero compraría la mercancía. Ahora todo se mueve en dólares.

Esos militares lo mataron para robarle el dinero que se los había ganado con el sudor de su frente y el caso será denunciado en el Ministerio Público.

Un alto funcionario del Gobierno de Maduro – dijo la persona- y un comisario del Cicpc manifestaron que el caso no se quedará impune. “El ajusticiamiento será elevado a la sede de la Fiscalía General de la República”, agregó.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...