Anuncios publicitarios, qué son y cómo pueden ayudar a crecer a un negocio

Anuncios publicitariosLos anuncios publicitarios ofrecen una gran cantidad de posibilidades a la hora de crear un mensaje que sea claro y que atraiga al público objetivo de una empresa o del producto que ésta ofrezca. Por eso, vale la pena conocer sus características y de qué modo pueden influir en el crecimiento de un negocio. 

Loading...

Todo negocio o emprendimiento necesita un pequeño (o gran) empujón para poder tomar impulso, y eso se consigue gracias a la publicidad. Hace algunos años esto podía hacerse únicamente a través de medios gráficos, como las revistas o los periódicos, hasta la aparición de la radio y la televisión, que significó un antes y un después en materia de marketing. Sin embargo, hoy en día contamos con numerosos recursos que vale la pena aprovechar y que, de hecho, podemos ver todo el tiempo. Las redes sociales, por ejemplo, también se han convertido en una de las herramientas imprescindibles para la publicidad, y una de las más importantes a la hora de darle visibilidad a una marca.

Internet es un vasto territorio, por lo que, para que un negocio reciba atención, es importante implementar buenas estrategias. Entre las más frecuentes y efectivas se encuentran los anuncios publicitarios, que pueden mostrarse en diferentes formatos y que gracias a su flexibilidad es el recurso al que más acuden las marcas para llegar al público y, especialmente, a su público objetivo. Por eso, en este artículo vamos a hablar acerca de qué son los anuncios publicitarios, y porqué es la mejor opción si queremos que un negocio crezca.

¿Qué son los anuncios publicitarios?

Un anuncio publicitario es, nada más y nada menos, que una pieza de comunicación o mensaje que, como bien mencionamos unas líneas más arriba, puede ser llevado a cabo en diferentes tipos de formatos o soportes, ya sean gráficos o audiovisuales. Por ejemplo, muchos anuncios se realizan a través de la radio, mientras que otros son emitidos a través de anuncios en el periódico, en la televisión, o en páginas web. Por otra parte, están los famosos spots publicitarios, y no hay que olvidar los tráilers de cine o series de televisión, que también son buenos ejemplos de anuncios publicitarios. Los anuncios siempre tienen el objetivo de promocionar un producto o servicio, y de acercarlo a su target o público objetivo, es decir, aquel que sea más propicio para consumirlo.

Además, los anuncios tienen tres funciones elementales: la persuasión, utilizada para que los potenciales clientes se sientan atraídos hacia el producto que se está publicitando y, lo más importante, hacia la marca; función informativa, porque informa a este mismo público acerca de conceptos, productos o datos que podrían desconocer; y, claro está, la función económica, porque si hay algo que no podemos olvidar es que los anuncios publicitarios buscan que la marca en cuestión pueda mejorar sus ventas y con ello recibir un ingreso todavía mayor. Por supuesto, también debemos contemplar que, para conocer las características del público al que apunta y la mejor manera de llevar a cabo cada anuncio, será necesario realizar un estudio inicial. Pero, además, para que un anuncio sea realmente efectivo, habrá que contemplar una serie de aspectos imprescindibles.

¿Cómo puede ayudar un anuncio publicitario?

Un anuncio publicitario cumplirá efectivamente su función si cuenta, principalmente, con originalidad. El mercado es muy grande y en él conviven un gran número de empresas y marcas que, de forma permanente, se están publicitando a través de los diferentes medios que puedan estar a su alcance; razón por la cual, la originalidad no se debe perder nunca de vista. Un anuncio podrá generar mayor impacto en su público si puede destacar de la publicidad de las otras marcas con las que compite. En publicidad, normalmente se dice que, si un anuncio es memorable, entonces ha cumplido su función. Y para que ello suceda tiene que incluir un (o varios) elemento disruptivo, memorable, único para los clientes y usuarios. Por supuesto, esta característica tiene que venir acompañada de otra igual de importante: la credibilidad. Es decir, aquello que hace que la marca sea vista como profesional, y en la que sus clientes puedan confiar realmente.

Para ello siempre es fundamental que ésta pueda ser fiel a su propia imagen, y debe tener un buen conocimiento de sí misma, de su identidad y de lo que quiere transmitir a sus clientes. De este modo, podrá generar una publicidad realista y creíble, que sus clientes podrán tomar como una fuente verídica. Para ello, los anuncios publicitarios deben evitar información errónea o exagerada, ya que esto le quitará veracidad a la empresa. Uno de los secretos más importantes para que un anuncio sea de calidad, es que incorpore la manera de empatizar con los usuarios y potenciales clientes, y para ello, muchas veces se recurre a historias de personas reales, a las emociones. Por último, la sencillez es un aspecto que no debemos perder de vista, dejándonos llevar por el lema “menos es más” podremos alcanzar grandes resultados, ya que evitaremos la exageración y podremos asegurarnos que el mensaje sea claro y llegue a mayor cantidad de personas con nuestro anuncio.

Siguiendo estos parámetros, será fundamental recordar que con un anuncio publicitario, las opciones son verdaderamente amplias, pudiendo fusionar diferentes recursos y elementos, ya sean narrativos o visuales, para enviar ese mensaje intencionado; hay anuncios serios o formales, así como los hay divertidos. Los formatos con los que contamos hoy en día ofrecen mucha más flexibilidad a la hora de crear, además de que los recursos tecnológicos también se han convertido en una herramienta de la que vale la pena sacar provecho. Utilizar también los canales que están disponibles puede ser la mejor idea para que el mensaje llegue a más personas cada vez de manera exponencial, pudiendo influir significativamente en la cantidad de atención que la empresa pueda recibir, la interacción con sus seguidores y clientes, y el crecimiento en las ventas. Hoy en día, prácticamente todas las campañas de publicidad incluyen la utilización de las redes sociales a la hora de emitir un anuncio o de promocionar cierto producto o servicio.

Loading...