La capital del Karabaj, bajo fuego de la artillería de Azerbaiyán

Stepanakert, capital del enclave de Nagorno Karabaj, fue objeto hoy del fuego de artillería de Azerbaiyán, cuyo Ejército continuó hoy su ofensiva contra las posiciones de las fuerzas armenias.

Loading...

“Habrá una respuesta proporcionada, la familia Alíev será responsable”, alertó Vagram Pogosián, el portavoz del presidente de Nagorno Karabaj, en referencia al mandatario Ilham Alíev y su esposa Mehirban, quienes controlan con firmeza Azerbaiyán.

CAPITAL KARABAJÍ, OBJETIVO AZERBAIYANO

Es el segundo gran ataque contra la capital karabají desde que estallara el pasado domingo el conflicto armado en torno al enclave, situado en territorio azerbaiyano pero poblado por armenios.

El ataque de este viernes se saldó con diez heridos y graves daños a la sede de los Servicios de Salvamento de Artsaj” (nombre armenio del enclave), según el Centro de Información Unido de Armenia.

En las imágenes difundidas por Ereván se aprecian los destrozos causados a la edificación: ventanas rotas, paredes derrumbadas y automóviles dañados en el aparcamiento.

Stepanakert y su población solo tuvieron unas horas de descanso, porque tras una breve pausa, el Ejército de Azerbaiyán reanudó los ataques con mayor intensidad, según las autoridades karabajíes.

COMBATES EN LA LÍNEA DE SEPARACIÓN

El Ejército azerbaiyano atacó el puente sobre el río Hakari, que une Nagorno Karabaj con Armenia, y martilleó en dos ocasiones la ciudad de Gadrut con lanzaderas de misiles, hiriendo a cinco civiles.

Bakú tomó este viernes las alturas que dominan la localidad de Madagiz, perteneciente el distrito Tartar, al este de Nagorno Karabaj, y el sector Fuzulí-Dzhebrail, al sur.

También controlaría la situación en la zona montañosa de Murovgdav, al norte de Nagorno Karabaj.

En tanto, las fuerzas karabajíes aseguraron haber rechazado todos los ataques del enemigo, que “pierde hombres y armamento”.

Además, los separatistas afirmaron haber derribado cinco aviones y tres helicópteros azerbaiyanos, pero admitieron que “no se han producido cambios sustanciales en la situación operativo-táctica”.

Desde el domingo once civiles armenios han fallecido en la guerra, mientras que Azerbaiyán contabiliza más de una veintena de víctimas.

Esta guerra se diferencia de la de (los Cuatro Días de) 2016, tanto por su magnitud como por el armamento utilizado. Estamos concienciados para una guerra de larga duración”, señaló hoy a Efe Masis Mailián, jefe de la diplomacia de la república separatista.

LLAMADOS DE PAZ Y TAMBORES DE GUERRA

Ereván declaró hoy su disposición a negociar una tregua aprovechando el llamado al cese al fuego de Rusia, EEUU, Francia, pero reafirmó su voluntad de continuar “repeliendo de manera decidida la agresión de Azerbaiyán”.

Las autoridades de Nagorno Karabaj no se plantean declarar una tregua unilateral, ya que su intención es “imponer la paz” a Azerbaiyán, señaló Mailián.

El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, volvió a acusar a Ankara de enviar mercenarios a la región y condicionó un eventual cese al fuego a “la retirada de Turquía del Cáucaso sur”.

Pashinián mantuvo hoy una conversación con el presidente ruso, Vladímir Putin, en la que ambos mostraron su inquietud por la presencia de mercenarios en el conflicto.

Mientras Moscú, Washington y París exigen el cese de las hostilidades y el diálogo como única solución a este conflicto de larga data, Turquía, el único país que respalda plenamente a Bakú, continúa echando leña al fuego al reiterar el pleno apoyo a Azerbaiyán.

“El Ejército de Azerbaiyán ya ha liberado de la ocupación a unos cuantos lugares. La lucha continuará hasta que Karabaj sea liberado de la ocupación”, afirmó el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

El presidente francés, Emmanuel Macron, que anteriormente expresó su preocupación con el papel de Ankara en este conflicto y el envío de mercenarios al Cáucaso sur, exigió hoy a la OTAN que mire “de frente” las acciones desestabilizadoras de Turquía.

El mandatario francés reiteró que dispone de información que “de manera fehaciente” confirma que un grupo de trescientos combatientes sirios de grupos yihadistas se han desplazado a Nagorno Karabaj y añadió que “se está preparando otra operación idéntica” para los próximos días.

elsiglo

Loading...