Se incrementan los asaltos por venta de carros a través de redes sociales

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, junto a los oficiales de la Policía de Aragua y de la Guardia Nacional Bolivariana, siguen buscando a los ocho delincuentes que el sábado pasado a eso de las 2:00 de la tarde asesinaron a un efectivo de la GNB y un comerciante de origen árabe en un sector de Maletero en La Victoria del municipio José Félix Ribas, en el momento cuando procedían a la inspección y posterior negociación de un vehículo.

Loading...
Redes sociales

Policías y militares buscan a los ocho asesinos

Aunque no facilitaron los remoquetes, los homicidas podrían ya estar identificados. Se trata de un peligroso grupo de asesinos vinculados a la venta ficticia de vehículos livianos y pesados a través de las redes sociales, principalmente de Facebook.

Para atraer a sus víctimas de cualquier parte del país hasta sus centros de operaciones criminales en Aragua, según la investigación policial, los delincuentes se valen de las redes sociales, en donde cuelgan información acompañada de gráficas de los carros, ofertados en dólares a “precio de gallina flaca”.

Atraídos por las supuestas ofertas engañosas, los incautos, en su mayoría comerciantes, funcionarios y militares, previo contactos telefónicos con los aparentes vendedores, se trasladan a las zonas de Las Tejerías, San Mateo, La Victoria, San Vicente, Magdaleno y otros sectores a ver el vehículo.

Una vez en los sitios acordados entre las partes, los hampones cambian de señales, alegando compromisos de última hora y piden a las partes contrarias que se dirijan a otros lugares del municipio, donde tienen estacionado el vehículo en venta.

EL CAMINO A LA MUERTE

Es allí cuando comienza el viaje sin regreso, en muchos de los casos, a “la muerte” y una vez en el sitio, los delincuentes desenfundan poderosas armas de fuego, manifestándoles la terrorífica frase: “No somos vendedores de carros, sino el hampa seria”.

Seguidamente preguntan a los ilustres visitantes lo siguiente: ¿Trajeron los trunes? ¿Dónde están los verdes? ¿Son mamadores de gallo? ¡Nosotros no jugamos carritos! Entre otras frases que siembran el pánico al momento del suceso.

Esa misma historia de terror y pesadilla la vivió Omar José Hnied, comerciante de origen árabe, de 25 años de edad, quien se vino de la población de Boca de Uchire al noroeste del estado Anzoátegui, con rumbo a La Victoria a negociar la venta del vehículo.

El ciudadano se hizo acompañar de un efectivo castrense, identificado como Jonathan José Peña Castro, de 26 años de edad, sargento segundo de la Guardia Nacional, oriundo de San Cristóbal, estado Táchira, quien estaba adscrito al D-444 del estado Miranda.

También lo acompañó un mecánico. Como no aparecieron las divisas, “los piratas de la Internet” se engorilaron y arremetieron contra las personas efectuándoles múltiples disparos.
Tanto el comerciante como el militar cayeron muertos. Éste último recibió múltiples disparos, mientras que el mecánico salvó su vida, pero huyó del sitio con dos disparos.

Se comentó a los periodistas que el ciudadano, luego que reciba las atenciones de los galenos, será sometido a los interrogatorios preliminares, con la intención de que aporte rasgos físicos de los antisociales y así proceder a la elaboración de los retratos hablados.

El caso está a punto de resolverse. Los mejores investigadores de la policía científica están abocados a dar una respuesta contundente contra los asesinos de Maletero.

ALERTAN A LA POBLACIÓN

Una vez más las autoridades policiales de la región exhortan a la ciudadanía a mantenerse en alerta ante las supuestas ofertas de venta de vehículos a través de Facebook e Instagram.

Se le hace un llamado a la población a no dejarse atrapar por las ofertas engañosas y la verborrea de los delincuentes, quienes con su discurso barato engañan a la gente para llevarlos a la horca.

Si quieres comprar un vehículo, cite al vendedor, quien es el más interesado en negociar su propiedad, a un comando policial o militar. Nunca se haga acompañar de los funcionarios.

Los gendarmes o militares son blancos de las bandas criminales. Eso le pasó al sargento de la GNB, Jonathan José Peña Castro, quien recibió al menos unos veinte disparos.

También se recomienda preguntar a los pobladores qué tan segura es la zona donde se dirigiráa ver el carro. Por favor, no caigas en la trampa de “los piratas de la Internet”. Tú eliges: la vida o la muerte.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...