Cambio climático es el gran ausente en debates presidenciales

Señalado como el causante del récord de incendios en California, de la subida del nivel del mar en Florida y de la actual extrema temporada de huracanes en el Atlántico, el cambio climático, no obstante, será esta noche el gran ausente del primer debate presidencial entre el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden.

Loading...
Foto: Referencial

Ambos se medirán este martes en Cleveland (Ohio) en el primero de los tres debates programados hasta las elecciones del 3 de noviembre, y en el que, moderados por el presentador de la cadena conservadora Fox News Chris Wallace, abordarán temas actuales como la COVID-19, la economía y los recientes disturbios y protestas contra la violencia policial.

Leer más: Mueren 15 civiles por explosión de mina en Afganistan

La crisis climática, sin embargo, no formará parte del temario de esta noche y hay dudas si lo será en los dos restantes dados los antecedentes: en gran medida ha sido largamente ignorado en los debates de los últimos 20 años, y en los de las elecciones de 2016 “no hubo una sola pregunta” al respecto, como recuerda Climate Power 2020.

Esta organización está entre la casi veintena, incluidas Sierra Club, MoveOn.org. y 350.org., que han reunido hasta 161.429 firmas para pedir que el cambio climático “sea una pieza central” en los debates y de esta forma promover una “acción inmediata” para mitigar sus devastadores impactos, según un comunicado difundido este martes.

Los grupos recordaron que una encuesta de la Universidad de Yale de este mes reflejó que el 74 % de los estadounidenses considera importante que el cambio climático sea abordado en los debates presidenciales (el 43 % de ellos incluso lo calificó de “muy importante”).

Asimismo, una investigación de la Universidad de Stanford de agosto descubrió que el 68 % de los votantes quiere que el Gobierno de EE.UU. “haga más sobre el calentamiento global”, mientras que el 82 % aceptó que el Gobierno “debería al menos hacer una cantidad moderada para abordar la crisis climática”, en lo que es visto como un hito sobre la posición de la opinión pública ante este problema.

“Los votantes merecen saber cómo cada candidato abordaría posiblemente la mayor crisis de nuestra generación: lo que suceda en los próximos cuatro años definirá el futuro de nuestro país”, dijo a Efe el senador de Florida José Javier Rodríguez, un reconocido combatiente contra el cambio climático.

El senador demócrata, representante del distrito electoral 37, que abarca la ciudad de Miami, una de las más vulnerables al calentamiento global en todo Estados Unidos, puso de relieve lo que va siendo este 2020, un “año con sequías, huracanes sobrecargados, olas de calor e incendios forestales” que han consumido hasta siete millones de hectáreas.

“Los latinos y nuestras comunidades suelen estar entre los más afectados por los eventos climáticos extremos”, agregó.

EVIDENCIA INNEGABLE

Climate Power 2020 pone de relieve que aun con “la evidencia innegable de que la crisis climática está aquí”, como sus efectos en la salud, la economía y la seguridad nacional, en un año récord de incendios forestales en el oeste del país (más de 50 en estados como California, Oregon, Washington) el moderador Wallace no lo incluyó en la lista de temas del debate de este martes.

“Si queremos abordar los peligros cada vez mayores de la crisis climática, se debe presionar a los candidatos para que expongan sus planes”, manifestó la organización.

Esa urgencia fue compartida la semana pasada por 37 senadores federales en una carta dirigida a la Comisión de Debates Presidenciales, siguiendo los pasos de 70 congresistas que hicieron lo propio, y en la que defienden que “cada debate incluya preguntas a los candidatos sobre qué harían para abordar el cambio climático y la injusticia ambiental”.

“Esta no es una elección cualquiera. Es una que determinará cómo nuestro país responde al empeoramiento de la crisis climática que enfrentamos todos los días; no tenemos otro ciclo electoral que esperar”, señalaron, tras resaltar la importancia del clima para los jóvenes.

Precisamente, el 80 % de los votantes entre 18 y 29 años señala la crisis ambiental como la “gran amenaza para la vida humana en la tierra como la conocemos”, de acuerdo con una encuesta coordinada por la Conferencia de Alcaldes de EE.UU. (USCM, en inglés).

En un pasada entrevista con Efe, la joven activista Delaney Reynolds, que a los 20 años encabeza una demanda contra el gobernador de Florida por no cambiar la matriz energética del estado de los combustibles fósiles a las energías sustentables, destacó que es “imposible no ver el impacto” del cambio climático, y en ese sentido desconfía de los “negacionistas”.

Los que dicen que la emergencia climática es un invento, dijo, están “más interesados en sus bolsillos que en el planeta”, en “obtener dinero de grupos especiales” e industrias, lo cual es “totalmente inmoral”.

 LATINOS PREOCUPADOS

“Ignorar la crisis climática en el debate es ignorar a los latinos y su lucha por aire y agua limpios, por protegerse contra inundaciones y condiciones de trabajo extremas”, señaló el senador Rodríguez, quien desde 2017 usa botas de lluvia como calzado cuando asiste al Congreso de Florida para llamar la atención sobre esta crisis.

Los hispanos también se muestran preocupados por la crisis ambiental, según refleja una encuesta nacional de la cadena de televisión en español Univision, dada a conocer el lunes y en la que un 8 % dijo que el próximo presidente también debe atender el combate al cambio climático y la contaminación.

De resultar reelecto el actual presidente, Donald Trump, los demócratas tendrán otra razón para preocuparse. El senador Rodríguez cree que el mandatario es “el mayor enemigo” para el medioambiente que ha tenido EE.UU.

Biden lo ha llamado directamente “pirómano climático”.

EFE

Loading...