Los mototaxistas prefieren las semanas radicalizadas

Los mototaxistas ven mejor el movimiento de clientes cuando hay restricciones en el estado, ya que algunas personas optan por sus servicios para llegar a su destino sin contratiempo.

Loading...
mototaxistas
La afluencia del transporte público no le favorece a los mototaxistas

Los profesionales del volante destacaron que el movimiento de clientes no ha estado tan bueno como en años anteriores, y con la presencia del Coronavirus en el país se ha puesto cuesta arriba hacer carreras en las motos.

No obstante, aseveraron que en las semanas flexibles la afluencia de pasajeros baja, ya que el sistema de transporte público en la región trabaja sin problemas pasando de un municipio a otro.

De esta manera, explicaron que en los 7 días de radicalización se les mueve más la clientela, debido a los diversos factores más conocido con respecto al transporte público y el horario de trabajo de los mismos.

Al respecto, Héctor Lugo destacó, “como todos los trabajos, el oficio es tan duro en realidad, nosotros a veces no tenemos otra opción que agarrar carreras por trueques, con arroz o pastas a cambio del pago; para nosotros los días radicales son los mejores porque hay vías trancadas, no hay mucho transporte público, y algunas personas piden el servicio”.

En este sentido, David Martínez indicó, “aunque en las semanas flexibles hay más gente en la calle, no se preocupan en agarrar una carrera o pedir el servicio del mototaxis, sin embargo en la radicalización, la gente es más dada para pedir las carreras, debe ser por el tema de transporte, sin duda las semanas radicales son mejor para nosotros”.

De esta manera, Julio Araque señaló, “las semanas radicales el movimiento de clientes es más movida, aunque aquí están saliendo las personas de igual forma para la calle, pero el transporte público no trabaja a plenitud y es donde nosotros agarramos a esos pasajeros que quedan varados por falta de camionetas”.

Los mototaxistas indicaron que por la falta de efectivo circulante en el país y lo difícil que es adquirirlos, también como forma de pago aceptan cualquier tipo de productos de la cesta básica.

Otra de las opciones de pago que aceptan es en divisas, destacando que las carreras cortas, por ejemplo del centro de Maracay hasta el Terminal Central tiene un costo de un dólar o su equivalente en bolívares, según como se cotice la moneda extranjera.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...