Policía de Hong Kong veta protesta del Día Nacional

La Policía hongkonesa prohibió hoy una marcha antigubernamental convocada por un movimiento opositor para el próximo jueves, Día Nacional de China, al considerar que infringiría las restricciones impuestas por la pandemia de la COVID-19 y podría desembocar en incidentes violentos.

Loading...
Foto: Archivo

El Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF, por sus siglas en inglés), pretendía celebrar la tarde del 1 de octubre la primera marcha legal en la ciudad en meses para manifestarse contra la polémica ley de seguridad que Pekín impuso en la antigua colonia británica, en la que se registraron reiteradas protestas durante la segunda mitad del año pasado.

Asimismo, la organización buscaba instar a las autoridades a devolver a 12 hongkoneses detenidos en Shenzhen (sudeste de China) el mes pasado mientras supuestamente trataban de huir a Taiwán.

Como en ocasiones anteriores, la Policía alegó que este tipo de concentraciones tienden a degenerar en incidentes violentos y rechazó autorizarlo por motivos de seguridad pública.

El Frente aseguró hoy que recurrirá la decisión, aunque los convocantes no se mostraron optimistas respecto a una resolución favorable.

Leer más: China prevé 610 millones de dosis de vacunas en 2020

La organización, que estuvo detrás de una serie de masivas manifestaciones -generalmente pacíficas- contra el Gobierno el año pasado, animó a los simpatizantes a “usar sus propios medios” para protestar ante la negativa de la Policía a permitir tales eventos.

El Gobierno hongkonés anunció esta semana que las restricciones a las reuniones se extenderán hasta el 1 de octubre, donde se prohíbe que más de cuatro personas se reúnan en público.

Las autoridades alegaron que la marcha aumentaría el riesgo de contraer el virus entre los participantes y que “también será una gran amenaza para la vida y la salud del público en general, poniendo en peligro los derechos de los demás”.

Asimismo, mencionaron el hecho de que actos pasados organizados por el CHRF desembocaron en violencia, dado que algunos manifestantes bloquearon carreteras y lanzaron ladrillos o bombas de gasolina.

“Dado que la atmósfera social sigue siendo inestable, después de una cuidadosa evaluación, la Policía cree que es muy probable que algunos participantes de la marcha se desvíen de la ruta propuesta y dañen violentamente edificios de alto riesgo”, apuntaron.

No obstante, cabe recordar que, en cada ocasión que la Policía ha denegado una autorización a las manifestaciones, la gente ha seguido saliendo a la calle de manera espontánea, y muchas de estas protestas improvisadas han terminado con enfrentamientos entre agentes y radicales.

Las protestas hongkonesas, que se convirtieron en masivas en junio del año pasado a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición -ya retirada-, han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos en la ciudad y una oposición al autoritarismo de Pekín.

EFE

Loading...