José Altuve sigue de la mano de Dusty Baker

José Altuve se mostró el jueves por la noche como el bateador que lideró en hits (1.163) y promedio (.327) a las Grandes Ligas, entre 2014 y 2019. El segunda base de los Astros ligó de 5-3, con tres remolcadas, y le faltó el triple para batear la escalera, en el triunfo de Houston 12-4 contra los Rangers de Texas.

Loading...
Foto:Cortesía

La actuación se produjo horas después que el manager Dusty Baker le diera un voto de confianza a la estrella venezolana, que atraviesa por la peor campaña de su brillante carrera en las Mayores.

Leer más: Salomón Rondón brilla en la Liga China

“Es José Altuve”, dijo a MLB.com Baker, que espera ver la mejor versión del criollo durante la postemporada. “Siempre ha estado a la altura de las circunstancias. La ley de las probabilidades está de su lado”.

Después de machacar al pitcheo de los Rangers, mejoró su línea ofensiva a .225/.288/.341, con cuatro cuadrangulares y 17 impulsadas, en 45 encuentros. Números que distan mucho de alguien que ha alcanzado tres títulos de bateo y un premio al Jugador más Valioso de la Liga Americana.

Sus irreconocibles guarismos llevaron al camarero a pedirle a Baker que lo bajara en el orden ofensivo, una forma de admitir que no estaba cómodo con lo que estaba haciendo desde el plato.

Pero Baker no piensa moverlo de la parte alta del lineup en los días por venir, cuando cada triunfo cuenta en las aspiraciones del equipo de regresar a la Serie Mundial y ganarla.

“Ya hice eso este año y no lo ayudó”, apuntó Baker. “Lo que lo ayudó fue regresar a su puesto (en el segundo turno). Ha dado algunos batazos con fuerza esta última semana. Está haciendo contacto. Estoy pensando más en términos de que va a estar a la altura del momento. Siempre ha sido alguien de juegos grandes. Llegas a la postemporada y vuelves a empezar tu campaña”.

Altuve encara el último fin de semana del calendario regular con una línea de .276/.323/.517 (29-8), con cuatro dobles, un jonrón, cinco producidas y .840 de OPS, en sus más recientes siete desafíos. Lo que evidencia una mejoría, sin embargo, un trabajo de Brian McTaggart para MLB.com destaca que “Altuve está haciendo swing al 35.5% de los pitcheos que ha visto fuera de la zona de strike, más que el año pasado (30%), de acuerdo con Statcast; mientras que su tasa de contacto ante esos pitcheos (65.7%) ha empeorado con respecto al 2019 (68.6%). Su tasa de ponches es de 19.7%, significativamente más alta que la del año pasado (15%). Altuve ha estado entre los jugadores que menos abanican la brisa en los últimos cuatro años”.

“Son asuntos de dirección”, explicó Troy Snitker, coach de bateo de los Astros. “Ahora mismo, veo a un José Altuve que siente que va en ascenso. Sé que se siente con confianza ahora mismo. Siente que va a terminar la temporada fuerte, que nos va a cargar en los playoffs y en lo que queda del año y la recta final”.

“He visto muchos más swings consistentes, incluso (esta semana)”, agregó el instructor. “Está haciendo swings de calidad y pegándoles duro a algunas bolas. No le falta mucho. Los swings son cada vez mejores y más peligrosos. Definitivamente, viene mejorando”.

En descargo de Altuve, el bajón ofensivo ha golpeado a todo el equipo en 2020. Houston es décimo en average (.241), decimoprimero en OBP (.312), noveno en slugging (.409) y OPS (.722), mientras que es sexto en anotadas, después de terminar tercero en 2019 en la Liga Americana.

“Ha sido un poco difícil que todos estén en ritmo al mismo tiempo”, agregó Snitker. “Algunos vienen batallando con algunas cosas, sea sus swings, fatiga, días libres, inconsistencias. En una temporada tan corta, no hay suficientes juegos para encontrar el paso y mantenerte ahí. Algunas veces, los bateadores necesitan tiempo”.

Nota de Prensa

Loading...