Guardacostas tunecinos interceptan 246 migrantes en 24 horas

La Guardia Costera de Túnez interceptó este domingo un total de 246 migrantes, 29 de ellos de nacionalidad extranjera, cuando trataban de alcanzar las costas italianas desde distintos puntos del país, informó hoy el ministerio del Interior.

Loading...

migrantes deEn un breve comunicado de prensa, el Departamento explicó haber localizado 19 embarcaciones durante una sola noche, sin dar más detalles. Un día antes, las autoridades detuvieron a 37 ciudadanos argelinos a bordo de un bote averiado frente a la ciudad de Bizerta, a 70 kilómetros de la capital, que había partido de la costa argelina.

Familiares de migrantes tunecinos crearon la semana pasada el colectivo “Nuestros hijos desaparecidos”, con el objetivo de conocer el paradero de 1.408 jóvenes cuyo rastro se perdió la última década durante su travesía por el Mediterráneo y reclamar a las autoridades la realización de pruebas de ADN para determinar la identidad de los cuerpos encontrados.

Kerkennah es el principal punto de partida hacia la isla italiana de Lampedusa, que se encuentra a apenas 160 kilómetros de distancia, aunque la salida de inmigrantes irregulares rumbo a Europa es menos frecuente en Túnez que en las vecinas Libia y Argelia.

Durante los ocho primeros meses del año, cerca de 7.900 tunecinos lograron alcanzar las costas italianas, frente a los 1.300 que lo hicieron durante el mismo periodo del año anterior, según el último informe de la ONG Foro Tunecino para los Derechos Económicos y Sociales.

A finales de julio, en una breve visita a Túnez, la ministra italiana del Interior, Luciana Lamorgese, acusó a las autoridades tunecinas de “pasividad” y amenazó con suspender sus ayudas económicas, que ascienden a 6,5 millones de euros. Solo en el mes de julio, la costa italiana recibió 4.145 migrantes llegados desde Túnez, mientras 2.918 fueron interceptados por las fuerzas de seguridad.

Después de tres meses de cierre de fronteras por la crisis del coronavirus, que paralizaron las operaciones de expulsión, Italia retomó el pasado 10 de agosto sus dos vuelos semanales con una capacidad para ochenta pasajeros, como establece un acuerdo firmado en 2011, al considerar que Túnez es un país “seguro y que no está en guerra”.

Durante la llamada “Revolución de los Jazmines” de 2011, que puso fin a las dos décadas de dictadura de Zine el Abidine Ben Ali, cerca de 55.000 tunecinos llegaron a la costa italiana. Según estadísticas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 110.699 personas lograron cruzar el Mediterráneo de forma irregular en 2019 (6.000 menos que un año antes) y 1.283 murieron en el intento.

EFE

Loading...