“Sus obras están en deslustre y en un depósito en la orfandad”.

El artista es un receptáculo para las emociones que vienen de todas partes. Del cielo, de la tierra, de un trozo, de una forma que pasa, de una tela de araña. Pablo Picasso.

Loading...

“No basta la riqueza, no es suficiente el poderío financiero y comercial, ni es apto el abultado número de habitantes para que un pueblo sea ciudad. Todos esos factores son sin duda necesarios y propicios, pero no son bastantes sin el factor espiritual, sin el elemento anímico de la historia, la tradición y la cultura, en una palabra: Sin lo que Rodó considera El Alma de la Ciudad”, Aníbal Parálisis.

 Los Museos de arte son relevantes en el mundo, en cada lugar y tiempo, por el fundamento que los origina, el cual principalmente es integrar, conformar y conservar, coleccionar, además de investigar, documentar, exponer, educar y divulgar la creación artística de acuerdo al perfil y alcance de la institución. Y precisamente esas funciones definen a un museo, Es por ello que los Museos de Arte en la historia han sido y actualmente siguen siendo los principales entes de legitimación artística y todos los protagonistas lo saben.

Una colección define el perfil de un Museo de Arte, y sin ella no tendría razón de ser, la labor primordial del Museo se debe centrar en mantener una vigilancia diaria sobre su conservación, ampliar el ingreso de obras, su investigación, su exhibición y educación al público que la circunda.

COLECCIÒN DEL MUSEO DE ARTE DE MARACAY  MARIO ABREU

El Museo de Arte Contemporáneo de Maracay Mario Abreu tiene una colección nacional, puesto que incluye obras que se han producido en el panorama del arte venezolano, desde la década de los 50 hasta la actualidad, lo conforman casi dos mil obras, y tiene cinco grandes bloques temáticos: Mario Abreu, Arte Venezolano, Obra sobre Papel, Paisajes y Artistas Aragüeños. El incremento de su colección se hacía a través de las premiaciones, de las confrontaciones que el Museo organizaba, el Salón Nacional de Arte Aragua y la Bienal Nacional del Paisaje, además por las adquisiciones, para lo cual había un Consejo de Curadores, los miembros de la junta directiva en la otrora Fundación de estado, la gerencia de Administración y la Presidente de la Fundación, las cuales dejaron de hacerse desde hace casi dos décadas, y también por la vía de las donaciones, en donde hay una importante donación de más de cien obras que hizo en los años 90 la Fundación Empresas Polar, a partir de su designación en el año 1993 con el nombre del Artista Aragüeño Mario Abreu, el Museo inició un proceso de adquisiciones de su obra, para su investigación y difusión permanente.

Esta subcolección alcanzaba en los años 90 más de ciento cincuenta piezas entre dibujos, pinturas y objetos.

Ahora bien, en el año 1998 por iniciativa nuestra presentamos la inquietud al Gobernador de ese momento para la recuperación del antiguo Matadero Industrial de Venezuela conocido como LA GANADERA, y convertirlo en el nuevo aposento del Museo de Arte de Maracay, la respuesta positiva no se hizo esperar, y en lo inmediato nos comunicamos con el arquitecto Nicolás Sidorkovs, experimentado en la recuperación de espacios para convertirlos en Museos, él tiene una gran responsabilidad en parte del diseño del Museo de Arte de Caracas, en los Sótanos de Parque Central; en poco tiempo estuvo el proyecto diseñado por el arquitecto, el cual es muy ambicioso, ya que las dimensiones del terreno ocupan un área de 22.000 m2, el proyecto tiene en su distribución contemplado 14 Salas de Exposiciones, una bóveda en tránsito de 2.000 m2 y la bóveda para la colección tiene 6.000 m2, un Teatro para capacidad de 3.000 personas, Centro Documental y Biblioteca, laboratorios de conservación y restauración, sólo estamos nombrando algunos de todos los espacios que requiere un Museo de Arte, ya que la lista es extensa, es oportuno manifestar que si algún día hay voluntad política para hacerlo como debe ser, con su proyecto original concebido en nuestra gestión, se convertiría en un Museo de primer mundo y uno de los más grandes e importantes de Latinoamérica.

UN LIGEREZA QUE NUNCA DEBIÓ HABER OCURRIDO

Lamentablemente, la intervención que le hicieron a la Ganadera no se corresponde con el proyecto original, además, sólo invirtieron recursos en dos galpones como salas de exposición, y algunas oficinas administrativas. Por una decisión desafortunada del Gobernador, quienes dirigían el Museo en ese momento acataron las instrucciones de mudarse a la Ganadera, en vez de pensar en las terribles consecuencias y se trasladaron a un espacio que no estaba apto para habitarlo como un Museo, pues le faltaba lo más importante, una Bóveda para ingresar EL CORAZÒN DE UN MUSEO: SU COLECCIÓN, y con la mirada desconcertada de todos los habitantes de Maracay, como dejaron un tesoro, una histórica colección del Museo, en la antigua sede, desterrando así a sus hijas de su lugar natural, su Madre. El Museo de Arte.

Cuando llegó la destrucción de todos los espacios Artísticos-Culturales del país, con el Gobierno de turno, se olvidaron que la colección del Museo de Arte de Maracay estaba en otro lugar, y a partir de allí, la misma está en la completa orfandad en un depósito oscuro, cerrado, sin un personal que le haga su conservación, además sin seguridad.

El robo no son las únicas razones de la desaparición del arte. Las condiciones naturales que lo rodean son también causa de su extinción. No sólo las variaciones de temperatura son tan nocivas como cualquier sustancia corrosiva, el exceso de humedad y la iluminación sin control también dañan su constitución y decretan su tiempo de vida. Estabilizar la temperatura, la humedad y la iluminación, minimiza el riesgo de perder las obras, en este proceso, el aire acondicionado se vuelve un elemento manipulable para mantener un clima y una atmósfera constante.

EL AMBIENTE EL RIVAL A VENCER

Que una obra de arte se someta a variaciones de temperatura es catastrófico para su conservación. En la pintura ocasiona que la capa pictórica de una obra se agriete y se presente el fenómeno de las “craqueladuras”. Pero no sólo las pinturas corren el riesgo. El peligro se extiende mucho más hacia la obra sobre papel por lo frágil del soporte, el dibujo, la fotografía, el grabado y las obras experimentales constituidas con materiales poco nobles, quizá con menos intensidad las esculturas, pero eso no significa que no se deterioren. El peligro de extinción de todas las obras del Museo de Arte de Maracay ya es un hecho, sin embargo hay que hacer todo lo posible a través de un proceso de conservación y restaurar las que se puedan recuperar, para garantizar la perpetuidad de un cuantioso patrimonio tangible de los aragüeños.

La buena conservación de las obras exige el mantenimiento de una atmósfera climática relativamente estable, pues estas modificaciones bruscas de los factores mencionados, ya deben tener a todas las piezas con demasiado moho y bacterias, así como los fenómenos de corrosión, dilatación y contracción de los materiales que ya deben haber acelerado el deterioro de las obras.

SALVAR LAS OBRAS DE ARTE DEL MUSEO DE ARTE DE MARACAY

Por ello se hace necesario conocer en la urgencia del caso, cuánto es el daño de las obras, y que los especialistas puedan actuar y ellos determinen todo lo que haya que hacer para poder recuperar lo que aún se puede salvar, y de inmediato hacer un trabajo en el lugar donde están mientras se soluciona la construcción de la BÓVEDA PARA ALBERGAR A COLECCIÓN en la GANADERA, y que se generen las condiciones ambientales necesarias y poder lograr un estado de conservación y unas condiciones ambientales especiales que pueda ofrecer las máximas garantías. Las condiciones ambientales adecuadas como todos los elementos climáticos: temperatura, humedad e iluminación, nunca han debido eliminar las obras de la Colección del Museo de Maracay. Esas obras han permanecido confinadas sin ventilación, eso ha sido lo peor que ha podido ocurrir, pues la falla en la ventilación de las obras es lo que más daño les ha ocasionado, ya que el aire acondicionado es un factor muy importante y quien lo regule permanente. La única respuesta completa para el control de la humedad es el aire acondicionado en ese depósito, y es muy importante porque además elimina el polvo y la contaminación gaseosa del aire.

UNA COLECCIÓN DEVASTADA Y EN LA ORFANDAD ENCERRADAS EN UN DEPÓSITO

Nada de lo mencionado anteriormente mantiene actualmente la colección del Museo de Maracay, y ante esta desidia por parte de las autoridades regionales, hoy expresamos contundentemente y con mucha tristeza e impotencia, que la Colección del Museo de Arte de Maracay está confinada en un depósito desde hace como cuatro lustros, totalmente en la orfandad, sin los profesionales especialistas que le hagan su prevención y conservación, sin seguridad que la custodie, está sin deshumidificadores, sin ninguna climatización, ya que no tiene aire acondicionado fundamental por nuestra clima, el lugar donde se encuentra en la bóveda de la antigua sede la puerta tiene un candado, y según algunos funcionarios públicos que la vieron hace como dos años, (que por cierto tuvieron que esperar unas cuantas horas porque no sabían quién tenía las llaves de la puerta), una gran parte de las obras están desintegradas, porque no han resistido la inclemencia del calor, y la gran mayoría deben estar craqueladas, amén de las obras sobre papel, de las cuales ya no debe quedar ni la huella de que un día fueron huéspedes de ese espacio.

UN LLAMADO A LA CONCIENCIA
PARA RECUPERAR ESE PATRIMONIO

Hacemos un llamado de atención a la comunidad aragüeña, a los artistas regionales y venezolanos en general, ya que muchos de ellos están representados en esa colección, para que se pronuncien y se motiven a defender un patrimonio que nos pertenece a todos los venezolanos, ese es una legado para las nuevas generaciones, ya que el arte educa y transforma una sociedad. No podemos seguir de espalda ante lo que está ocurriendo con CASI DOS MIL OBRAS, conformadas por los grandes artistas del Arte venezolano, y los de nuestra región, que quizá se puedan salvar las que aún queden con vida. LAS OBRAS DEL MUSEO DE ARTE DE MARACAY son las hijas de todos nosotros, porque las hemos atesorados desde siempre, porque las hemos disfrutado, admirado, valorado, y de ellas hemos aprendido que un artista es lo más importante que hay en una sociedad, porque con su trabajo logran integrar, educar, sensibilizar, despertar emociones y sentimientos sublimes e indescriptibles, cuando un ciudadano se enfrenta a una OBRA DE ARTE. (Las imágenes que presentamos en este reportaje son algunas de las obras de importantes artistas que nos honran con su obra en la colección).

Unámonos todos para salvar la colección del Museo de Arte de Maracay.

Ydelisa Rincón| elsiglo

Loading...