Sharon Stone y “Ratched”: Nunca había podido trabajar con tantas mujeres

En sus 40 años de carrera, Sharon Stone nunca pudo trabajar con tantas mujeres como en “Ratched”. “Nunca se me había dado esta oportunidad”, aseguró a Efe, entre sorprendida y encantada, al ensalzar el tono femenino de esta precuela de la muy masculina “One Flew Over the Cuckoo’s Nest” (1975).

Loading...
Foto: Agencias

“¿Sabes? He pasado toda mi vida trabajando con hombres. Y me gustan los hombres. Soy muy sociable, tengo hermanos, y puedo ir al set con 300 hombres y contar chistes guarros, jugar al baloncesto y hacer todas esas cosas que haces cuando eres uno de ellos”, explicó.

Leer más:

“Pero es una situación completamente diferente cuando vas al rodaje y hay todo mujeres. Entonces puedes dejar todo eso y encontrar la parte femenina de ti. Pero esto nunca fue posible para mí (hasta ahora) y ha sido maravilloso”, aseguró.

“Me sentía rara porque era muy diferente y nuevo para mí y no sabía realmente cómo hacerlo (…). Nunca había tenido esta oportunidad de trabajar, integrarme y pasar tiempo con mujeres. Y me encantó. Me ha cambiado mucho, socialmente y en todo. Y me ha hecho reconocer un montón de cosas sobre mí que no sabía antes: que estábamos todas empeñadas en ser simplemente uno de ellos”, añadió.

Stone (Meadville, EE.UU., 1958) une fuerzas con Sarah Paulson, Cynthia Nixon y Judy Davis en “Ratched”, serie de Ryan Murphy que estrena Netflix mañana y que ahonda en los orígenes de la malvada enfermera Ratched de la emblemática cinta “One Flew Over the Cuckoo’s Nest”.

Pero Ratched, aquí interpretada por Paulson en sus primeros pasos en un hospital psiquiátrico, no es el único personaje con intenciones de lo más sombrías.

“Mi personaje está loca”, bromeó Stone.

Sin desvelar detalles importantes de la trama, la actriz de “Casino” (1995) o “Basic Instinct” (1992) da vida en “Ratched” a una siniestra mujer que busca venganza a toda costa por algo terrible que le sucedió a su hijo.

“Creo que ella asumió la culpa y se lo tomó de manera personal como madre”, detalló.

“Eso es lo que hacen las madres. Eso la destrozó y la volvió completamente loca. Y tuve que crear la historia de detrás para entender que esta situación realmente la destrozó, ya que, aunque habría devastado a cualquier padre, a ella la llevó a un lugar muy extremo”, dijo.

“Y hemos visto esto, hemos visto a padres que (por ejemplo) sucede algo y luego matan a la persona en el juicio. Quiero decir, no es una reacción inusual. Pero su reacción es más secreta y más interna porque creo que internalizó la culpa de una manera muy profunda y porque creo que, de entrada, venía de un lugar de sentirse muy insegura”, concretó.

DRAMA Y RABIA POR EL CORONAVIRUS

“No voten por un asesino”.

Con esas duras palabras se refirió Stone, de manera implícita, al presidente estadounidense Donald Trump en un vídeo de Instagram en agosto en el que crítico de forma implacable la gestión de la pandemia en EE.UU.

“La única cosa que va a cambiar esto es si votan por (el candidato demócrata) Joe Biden y por (su aspirante a vicepresidenta) Kamala Harris. Y la razón por la que sucederá esto es porque con mujeres en el poder lucharemos por las familias, lucharemos para que la gente viva (…). Por favor, voten. Y, por favor, hagan lo que hagan, no voten por un asesino”, dijo entonces.

Detrás de esta petición estaba el drama familiar de Stone, que perdió a su abuela y a su madrina por el coronavirus y que en esos momentos tenía a hermana y cuñados ingresados en el hospital.

“Todos están bien ahora, fueron un par de semanas realmente aterradoras”, aclaró en la entrevista con Efe.

EFE

Loading...