Fármaco apunta reducción de un cáncer de mama

Un fármaco ya disponible (el abemaciclib) ha apuntado en los ensayos una reducción significativa y clínicamente muy relevante en el riesgo de recurrencia de un tipo de cáncer de mama temprano con un alto riesgo de recaída.

Loading...
Foto: Referencial

Los ensayos se encuentran en fase III (última antes de su aprobación definitiva) en el marco del estudio “monarchE” que lleva a cabo la multinacional farmacéutica Lilly y en el que participan varios investigadores españoles.

Los estudios con ese fármaco se centran en el cáncer de mama temprano (HR+ y HER2-) de alto riesgo, un tipo de cáncer en el que cerca del 30 por ciento de las personas diagnosticadas están en riesgo de recurrencia y de evolucionar potencialmente hacia una enfermedad metastásica incurable.

Leer más: Terapia con plasma de convalecientes puede disminuir gravedad de covid-19

Los datos los han puesto hoy de relieve investigadores y responsables de la farmacéutica durante una rueda de prensa para informar sobre algunos de los avances en cáncer de mama que se van a presentar en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que se celebrará de forma virtual entre los días 19 y 21 de septiembre.

Durante el encuentro los investigadores y responsables de la empresa han repasado el proceso que siguen algunos de los medicamentos y ensayos en esta área y en concreto los que se están realizando con “abemaciclib”, una molécula cuyo desarrollo se realizó con la participación de un equipo de investigadores españoles.

En la rueda de prensa ha intervenido el investigador Alfonso de Dios desde la sede principal de Lilly en Indianápolis (Estados Unidos), el oncólogo Miguel Martín Jiménez, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) y el doctor José Antonio Sacristán, director médico de Lilly para España y Portugal y director de la Fundación Lilly,

Miguel Martín ha valorado los resultados preliminares del proyecto “monarchE” y los avances que suponen para combatir el “cáncer de mama temprano hormonodependiente de alto riesgo”, y ha observado que hacía casi veinte años que no se registraba ningún avance en el tratamiento curativo de este subgrupo de pacientes, por lo que los resultados son “altamente esperanzadores”.

El director médico de Lilly para España y Portugal ha destacado que la aceptación de estos estudios por parte de ESMO acredita la calidad de la investigación que se ha realizado y ha subrayado el esfuerzo de esta empresa durante los últimos para descubrir nuevos medicamentos contra el cáncer.

Todos los participantes han coincidido en que la investigación del cáncer de mama avanza hacia la “personalización” de los tratamientos para mejorar la eficacia de los nuevos fármacos en subgrupos de pacientes.

En ese sentido, Alfonso de Dios ha explicado los detalles de la investigación con este fármaco para combatir esos tipos de cáncer de mama y la importancia de agilizar este tipo de proyectos para descubrir nuevos medicamentos manteniendo siempre los niveles de seguridad y de calidad.

La supervivencia del cáncer y la calidad de vida de los pacientes oncológicos ha experimentado un avance cualitativo y cuantitativo durante los últimos treinta años, pero el 30 por ciento de las personas diagnosticadas por cáncer de mama temprano (HR+ y HR2-) están en riesgo de recurrencia, han expuesto en la rueda de prensa.

El cáncer de mama representa el 11,6 por ciento de los cánceres detectados y el 30 por ciento en mujeres; es el que presenta además una mayor letalidad entre las mujeres, con unas 6.500 muertes cada año en España.

El doctor Miguel Martín se ha referido al cáncer de mama como un “verdadero problema de salud pública” y ha observado que una de cada ocho mujeres europeas lo desarrollará a lo largo de su vida, pero ha valorado también cómo han mejorado los índices de supervivencia durante las últimas décadas.

Todos los intervinientes han coincidido en la importancia de acertar con las dianas terapéuticas” para evitar el coste “económico y emocional” que supone no acertar con el tratamiento, y en la importancia de seguir aumentando los niveles de supervivencia al cáncer hasta conseguir “cronificar” la enfermedad.

EFE

Loading...