Afectados por el desbordamiento del río necesitan de tu solidaridad

Los vecinos de diversos sectores tanto de La Candelaria como El Limón, luego del desbordamiento de la quebrada Los Capuchinos, quedaron sin nada porque el agua del río acompañado de lodo y escombros invadió sin permiso sus casas, es por esto que desde un principio la solidaridad se ha hecho presente.

Loading...
desbordamiento de
Los centros de acopio necesitan agua potable, ropa, medicamentos, alimentos, colchones y diversos enseres

Son muchos centros de acopio improvisados que se han establecido en diversas comunidades, donde han venido acumulando ropa, alimentos no perecederos, calzado, que poco a poco le van entregando a quienes más lo necesitan, además de un plato de comida caliente para tener fuerzas y continuar con la ardua labor que tienen para limpiar sus casas.

Estas personas lo que más necesitan es agua potable, medicinas, ropa, colchones, calzado, sábanas, alimentos, entre otras cosas que sirvan para ir sobrellevando esta terrible prueba que les ha puesto la madre naturaleza y que han ido solventando.

En el caso de La Candelaria, aquellas personas que deseen colaborar con insumos lo pueden hacer en uno de los centros de acopio que los vecinos han instalado, el cual está ubicado en la calle Pinto Salinas, casa número 29.

Nahir Vegas, es una de las encargadas de este centro, en el cual con mucho amor atienden a los más necesitados, aquí no sólo les dan ropa, alimentos secos y agua, sino alguna comida para que estos vecinos que perdieron todo no estén con el estómago vacío.

“Nosotros estamos recibiendo todo tipo de ayuda, bien sea alimentos secos, elaborados, medicinas, ropa, calzado, necesitamos gel, alcohol, tapabocas y todo con lo que nos puedan ayudar, porque hay niños que no tienen nada, les agradecemos de todo corazón”, dijo Vegas.

En El Limón, el panorama es similar, la solidaridad está presente en diversos espacios para atender a los más necesitados, sin importar raza, credo o religión, una muestra de esto es el centro de acopio ubicado en la calle El Porvenir cruce con la principal de El Limón.

Allí el pastor Cornelio Vegas trabaja con el servicio social de iglesias, haciendo un arduo trabajo con la preparación de almuerzos, “con estas acciones lo que queremos es beneficiar a la comunidad, porque son nuestros vecinos los que perdieron todo, por eso lo que buscamos es atender la necesidad inmediata, como alimentos y agua”.

Alexandro Moratino, es otro de los que están trabajando por el bienestar de sus hermanos, “estamos activados desde el primer momento del desbordamiento, nos han dado mucha colaboración, de hecho ya hemos logrado repartir 300 kilos de ropa, en el callejón San José, la gente de El Diamante en la avenida principal de El Limón, porque son personas que han perdido todo”.

Además Moratino dijo que esperan que todas aquellas personas que deseen ser solidarios con quienes lo perdieron todo, pueden acercarse a la calle El Porvenir y colaborar con lo que esté a su alcance, “lo que más se necesita es ropa, sábanas y zapatos, porque se quedaron sin nada, las personas que quieran pueden acercarse durante el día para colaborar, aquí están las puertas abiertas”.

KARLA TRIMARCHI | elsiglo

Loading...