Dijo el “súper héroe” Virgilio Ferliú: “Gracias a Dios volví a nacer”

La fe y las ganas de vivir fueron los principales pensamientos que pasaron por la mente de Virgilio Ferliú, quien se vino río abajo entre escombros, peroles, ramas y árboles de gran tamaño.

Loading...
Virgilio Ferliú sobreviviente de la crecida del río

Su odisea fue captada plenamente por una persona que captó en su celular la imagen de Virgilio río abajo, en lo que todo el mundo suponía era una muerte imposible de evitar. Pero esta vez la muerte perdió.

El día miércoles a la 1:00 de la tarde Virgilio salió como de costumbre de su casa ubicada en el sector 5 de de la urbanización José Félix Ribas del municipio Mario Briceño Iragorry rumbo a su trabajo.

Ferliú, de 59 años de edad, de profesión mecánico, labor con la que levantó su familia, y lleva el sustento diario a su casa, todas los días pasada la 1:00 de la tarde como ya es costumbre, se va en su bicicleta y con paciencia se dirige a cumplir con sus labores diarias.

De esta manera y ya pasada la 1:30 de la tarde llegó a su trabajo, mientras se preparaba para iniciar su labor, un sonido estremecedor se escuchaba a lo lejos, pero los trabajadores no le dieron mayor importancia.

QUÉ ES ESO QUE SUENA

A pesar de que no estaba lloviendo había un fuerte sonido que provenía del río, los presentes en el taller estaban pendientes, continuaron surtiendo de gasolina unas maquinarias.

El señor Virgilio recuerda el momento y señaló, “luego de que nos dispusimos a empezar nuestras labores en el taller ubicado en la zona de El Piñal, le estábamos echando gasolina a unas máquinas de cortar grama, hasta que le pregunté a los muchachos: ¿qué es eso que suena por allí, será lluvia?

El fuerte sonido que escuchaban los trabajadores era las piedras que venían bajando de las montañas, producto de las crecientes del río, que traía consigo cualquier tipo de objetos que se encontraba a su paso.

El señor Ferliú recuerda con los ojos humedecidos, “nos asomamos por debajo del portón y vimos que el río se estaba metiendo, en ese momento salí y observé que donde desemboca el río detrás de la calle de El Piñal, avisé que corrieran porque el río venía crecido”.

Comentó el afortunado que nunca se imaginó que la furia del agua iba a arremeter en el lugar donde estaban, situación que los tomó por sorpresa y sin ninguna escapatoria.

“Tuvimos que correr y mi compañero se montó en un camión, mientras que yo en otro para resguardarnos de la creciente, pero con la mala suerte que las aguas alcanzaron un aproximado de 4 metros y volteó la camioneta donde yo me encontraba”.

COMENZÓ MI ODISEA

El susto y la sorpresa se apoderó de Virgilio al ver que la corriente lo sacó de lo que por un momento consideró que sería su sitio de resguardo mientras pasaba la crecida.

En este sentido indicó, “una vez que caí al agua, empecé a ser arrastrado río abajo, allí me agarré de peroles, lavadoras, ramas, por ese motivo tengo varias cortaduras en las manos y en los pies, en ese momento nunca pensé que me iba a morir, simplemente me encomendé a Dios”.

El sobreviviente aseveró que la clave para salir de esa situación fue que mantuvo la calma en todo momento y tratando de observar qué trayectoria llevaba, para evitar golpearse con un objeto contundente.

Resaltó además, “luego de que el río amansó pude lograr llegar a la orilla extenuado y bastante cubierto de barro, con la suerte de que unas personas que estaban en el lugar me vieron y me arrojaron un mecate que lo sujeté a mi cintura y lograron subirme; sólo puedo decir que volví a nacer; pensé que esto sólo se vivía en películas”.

 “súper héroe” Virgilio fue rescatado por habitantes del sector 2 de Caña de Azúcar, que para el momento se encontraban observando el paso del río cuando se toparon con él y para fortuna lograron sacarlo vivo de las aguas turbulentas.

El hombre se encuentra con aporreos generalizados y varias excoriaciones en el cuerpo, fue evaluado por una médico traumatólogo que le aplicó las curas correspondientes y le recetó varias medicinas.

Virgilio Ferliú sobreviviente de la crecida del río

Al respecto, Helen Ferliú indicó, “requerimos de ayuda gubernamental para hacer los exámenes a mi papá, no contamos con los recursos para costear las medicinas ni los traslados en ambulancia para hacerle las placas que amerita, con la intención de evaluarlo internamente”.

Asimismo el grupo familiar de los Ferliú hacen un llamado a las autoridades y al Gobierno nacional para que los ayude a solventar la situación que se les presentó de manera imprevista, con la dotación de insumos médicos y de gastos para el cuidado del jefe de la familia.

Y así fue lo que el propio Ferliú describió como el primer día de su nueva vida, la cual vivirá en su nueva condición de súper héroe, pues fue capaz de derrotar al villano del río de la muerte.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...