Dos cabezas disecadas regresan al museo de Nueva Zelanda

El Museo Etnológico de Berlín devolverá a Nueva Zelanda las cabezas disecadas y tatuadas de dos hombres maoríes, conocidas como Toi moko, que formaban parte de su colección desde 1879 y 1905, anunció hoy, este miércoles la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano (SPK) en un comunicado.

Loading...
DISECADAS
Foto: Archivo

“El Museo Etnológico celebra que las dos Toi moko puedan ser repatriadas a Aoteaora Nueva Zelanda”, dijo su director adjunto, Alexis von Poser, quien agregó su gran interés en devolver los restos ancestrales a su lugar de origen.

El Museo Te Papa Tongarewa de Nueva Zelanda, en Wellington, había solicitado la devolución de los dos Toi moko en otoño del año pasado.

Leer más: Dos cabezas disecadas regresan al museo de Nueva Zelanda 

La palabra “moko” se refiere en lengua maorí a los tatuajes.

Antiguamente, las cabezas de personalidades de alto rango, que siempre llevaban tatuajes rituales, eran tratadas después de su muerte para ser conservadas por sus familiares y se convertían así en Toi moko.

En el siglo XIX, durante la época colonial, estas cabezas tatuadas se convirtieron en codiciados objetos de colección.

Debido a la demanda europea surgió un comercio de cabezas, entre otras de esclavos o presos de guerra que eran para ello tatuados y después matados, lo que supuso una profanación de los Toi moko.

Desde 2003, el Te Papa se dedica por encargo del Gobierno neozelandés a recuperar restos humanos de los maoríes.

“Muchos museos en todo el mundo han devuelto ya Toi moko. La labor de Te Papa es admirable. Me alegra de que podamos reparar con la devolución, aunque sea solo en parte, la injusticia cometida, a pesar de no poder revertirla”, declaró Hermann Parzinger, presidente de la SPK, que engloba a los museos públicos de Berlín.

Con la autorización del consejo de la fundación puede cerrarse ahora un acuerdo relativo a la repatriación de los Toi moko, que el Te Papa organizarán junto a la SPK tan pronto como sea posible, precisa el comunicado.

 

EFE

Loading...