Tramitan orden de aprehensión contra los homicidas del profesor

De manera extraoficial, se informó que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Base de Homicidio de San Pablo, en Turmero del municipio Mariño, tramitan ante la Fiscalía, sección Aragua, las órdenes de aprehensión contra los responsables de la muerte del profesor Gerardo Enrique Algelvis Izquierdo, hecho de sangre registrado en la calle Alberto Carnevalli en La Morita del municipio Francisco Linares Alcántara.

Loading...
profesor de
Su cadáver quedó tendido en plena vía pública

Se trata de dos personas, quienes están plenamente identificadas, sus nombres e igualmente sus remoquetes no fueron revelados para no perjudicar el curso de las averiguaciones que se adelantan, en función de resolver ese hecho ocurrido el 20 de julio en La Morita.
Se dijo asimismo que el móvil del crimen se inclina a un presunto drama pasional. Supuestamente el educador mantenía comunicación y a la vez una aparente relación de amistad con una mujer y la pareja de ésta entró en una crisis de celos.

Al sentirse afectado por esa novedad, el individuo habría ordenado la muerte del profesor y por tal motivo, contrató los servicios de dos sicarios, quienes están plenamente identificados.

A través de las declaraciones de la esposa del fallecido, y del análisis de las evidencias colectadas en la escena del suceso, permitieron identificar a los autores materiales, según lo indicado a los reporteros.

Se comentó que el caso como tal quedó plenamente resuelto gracias a la mística y profesionalismo de los sabuesos, y corresponde a los actores del proceso aplicar la justicia.
Por lo tanto, los investigadores practican una serie de allanamientos en varios sitios, donde frecuentan los asesinos. Las fichas gráficas ya fueron elaboradas, se dijo a los reporteros.

RECUENTO DEL SUCESO

Como es del dominio público, Algelvis Izquierdo se trasladó en horas de la tarde del lunes a la citada comunidad, en donde entregaría unos repuestos de un vehículo que se lo estaban reparando en un taller mecánico en la calle Alberto Carnevalli en La Morita.
Quitó prestado un automóvil para dirigirse a varios sitios de la región buscando alternativas de precios ante el aumento de la divisa, y luego de comprarlos, se regresó al taller, en donde lo estaban esperando sus enemigos.

Inocentemente el docente, quien residía en La Victoria del municipio José Félix Ribas, descendió de la unidad automotora, dirigiéndose al establecimiento, cuando lo sorprendieron con ráfagas de disparos. Su cadáver quedó tendido en plena vía pública.
Vale precisar que el profesor asimismo era locutor y actualmente se dedicaba al comercio. Su partida física dejó un profundo vacío y dolor entre quienes lo apreciaban en Ribas y en otros municipios de Aragua.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...